Muestra festeja en Roma relación entre moda, alimentos y arqueología

La moda y la alimentación, dos aspectos centrales del patrimonio cultural italiano, están en el centro de una muestra abierta hoy en los Mercados Trajanos de la Ciudad Eterna, uno de los sitios arqueológicos más impresionantes del mundo.

Titulada "L'eleganza del cibo. Tales about food and fashion" (La elegancia de los alimentos. Relatos acerca de la comida y la moda), la exhibición incluye creaciones de diseñadores como Giorgio Armani, Etro, Agatha Ruiz de la Prada, Salvatore Ferragamo y Moschino.

También de Laura Biagiotti, Gattinoni, Antonio Marras, Tiziano Guardiani, Alberta Ferretti, Emilio Pucci, Fendi, Gianfranco Ferré, Gucci, Valentino, Louis Vuitton, Ken Scott, Krizia o Max Mara.

Usando al agua, el aire, la tierra y el fuego como hilo conductor, los curadores Stefano Dominella y Bonizza Giordani Aragno eligieron 160 creaciones, entre vestidos, trajes y accesorios realizados entre 1950 y hoy, para trazar un recorrido en el que se entremezclan moda y arqueología o moda inspirada en los alimentos.

"La muestra es un momento de reflexión sobre el significado de la moda, vista no solamente como episodio mundano o hedonista, sino como producto de la mente en plena armonía con la forma", explicó Giordani Aragno.

Señaló que la moda usa a la imagen para narrar y que en la muestra los matices entre alimento y moda exaltan la elegancia en un torbellino de ironía, jugando con los cinco sentidos y creando nuevas sinergias entre el propio objeto de moda y la comida.

Dominella dijo que el reto era recoger y absorber dos demandas "paroxísticas" de la sociedad contemporánea: por una parte el hedonismo, la atención al cuerpo, el buscar la delgadez a toda costa y por la otra la publicidad mediática sobre la comida, el gusto y la golosidad en general.

"La moda recoge y absorbe todos estos apremios y los interpreta con creatividad irónica. Fue en este clima de Dolce Vita de la alimentación que maduró en mí la idea de una muestra que conjugase moda y alimento", resaltó.

El pretexto fue también la ExpoMilan 2015, inaugurada el pasado 1 de mayo y que tiene como tema "Alimentar al planeta. Energía para la vida".

En las salas del espacio expositivo fueron instaladas diversas áreas con proyectos específicos inspirados en la contaminación entre moda y alimentación, moda y ecosostenibilidad o moda y energía. Vestidos, trajes, fotografías, videos, video-mapping y visual-arte construyen un recorrido creativo contemporáneo que muestra la riqueza de la moda, de la alta creación y de la tradición textil italianas.

De la exhibición forman parte los trajes para hombre con estampados de frutas y verduras de la nueva colección de Kean Etro, el vestido inspirado en el bambú de Armani, la bolsas "baguette" de Fendi o el vestido "Fettuccini" de Maurizio Galante.

También figuran el "bread dress" (vestido-pan) de Gattinoni, que pertenece a la última colección dedicada a la alimentación de la casa de moda italiana, con el busto esculpido con espigas de trigo verdaderas y pantalones en fibra de yute, bordados con galletas glaseadas y cristalizadas.

Está igualmente el vestido-escultura del joven diseñador Tiziano Guardini, hecho con raíces de regaliz, o los zapatos del archivo de Salvatore Ferragamo, pionero en el uso de materiales pobres como azúcar, rafia y cáñamo. La muestra permanecerá abierta hasta el próximo 1 de noviembre.