Los votos se ganan con confianza, afirma Arne Aus den Ruthen Haag

Sin promesas de campaña,pero con el compromiso de hacer un buen gobierno, Arne Aus den Ruthen Haag, candidato independiente a la jefatura delegacional de Miguel Hidalgo, recorre las calles de esa demarcación con innovadoras acciones para ganarse la confianza de los electores.

Todos los días, el ex jefe delegacional panista de Miguel Hidalgo realiza desde verbenas populares hasta lavado "a fondo" de banquetas con máquinas a presión, sacando la mugre y limpiando postes, "bajando la basura electoral" y "cochinadas".

Aus den Ruthen, quien en 2003 encabezó una protesta a cacerolazos contra el entonces jefe de gobierno, Andrés Manuel López Obrador, por el recorte presupuestal a las finanzas de esa demarcación, dice que los votos se ganan con confianza.

"Sobre todo si trabajas de forma honesta. Hay métodos para ganar elecciones como le hacen los partidos, que no las ganan, las compran", señala en entrevista con Notimex.

En esta contienda por la jefatura delegacional, sus enemigos, señala el abanderado ciudadano, es en primer instancia el tiempo porque "la confianza sólo se finca con tiempo".

Esta reducción de tiempos de campañas favoreció a la lógica de la compra de las elecciones, porque "si alguien la va a terminar comprando, que sea lo más rápido posible. Es como una subasta, si ya viene el de los billetes y ya sabes que la va a comprar él, ¿para qué la alargas cuatro horas?, mejor suelta el cheque y comprala", opina.

Pero, afirma, en una lógica de democracia auténtica es muy poco tiempo "porque tengo que tocar; si quiero sacar 80 mil votos, tengo que conocer a 160 mil personas para tratar de convencer a la mitad, y no da tiempo en 40 días".

El segundo enemigo, reconoce, es "la apatía social con visos de depresión social", en la que la gente está harta, cansada de escuchar cosas y que van a votar por quienes siempre han votado. "Eso me da miedo porque ni siquiera van a revisar los nombres de las boletas", advierte.

No obstante el candidato independiente se muestra optimista y dice que hay posibilidades reales de ganar la elección del 7 de junio, pese a la cantidad de recursos que utilizan sus contrincantes de los partidos, con quienes mantiene buena relación.

"Yo no puedo quejarme de eso, porque me metí a una contienda donde ya sabía que iba a ocurrir eso; no puedo andar de chillón diciendo metieron dinero, yo tengo que ver cómo hago mi estrategia para que a pesar del dinero, yo salga adelante", señala.

En esta elección, asegura, "yo soy el más experimentado, soy el único de la contienda que ha ganado elecciones, ninguno ha ganado ninguna elección, yo no soy novato".

Arne Aus den Ruthen Haag hace campaña proselitista de la mano de un grupo de vecinos voluntarios que ha ido creciendo a medida que la gente lo conoce o reconoce.

Siempre con buen ánimo, en un día de recorrido por las colonias el aspirante ciudadano, ingeniero industrial, lo primero que hace es reunirse a primera hora con su equipo de trabajo para se expongan los problemas presentados en la zona que se trabajó un día anterior.

Por ejemplo, comenta, en las Lomas de Chapultepec la apuesta por el voto no es tocar casa por casa, porque si lo hago "me va a contestar la servidumbre y me va a decir que la señora se está bañando y venga otro día y después de recorrer medio kilómetro me van a decir lo mismo".

En esa zona, el candidato independiente apela al nivel de estudios de los habitantes, pues considera que por ser gente que está mejor informada razonará mejor las ventajas de votar por un candidato independiente.

"Asumo que ellos conocen mi trabajo en el pasado y esperaría una buena carretada de votos conscientes en esa zona", asegura.

Con la estrategia de campaña que no reveló, pero que incluye además de las verbenas populares y limpieza de banquetas, recordar a los vecinos quién construyó esas banquetas de concreto estampado y se hace un reembolso simbólico del dinero de campaña.

"Hicimos unos billetitos como de turista y le decimos a las personas en vez de gastar tu dinero o el dinero de las campañas en basura electoral, que no aporta ningún servicio, te estamos dando un servicio limpiándote a profundidad tu banqueta y te rembolsamos simbólicamente lo que nos hubiéramos gastado en cochinadas electorales", comentó.

El aspirante independiente a la jefatura delegacional de Miguel Hidalgo lamenta que los aspirantes a cargos populares sin partido tengan que utilizar tiempo de sus campañas en informar a la gente sobre la figura del candidato ciudadano, pues las autoridades electorales han sido omisas para publicitar esta nueva figura política.

"Yo pierdo la mitad de mi tiempo haciendo lo que debieron hacer las autoridades electorales, fueron omisos y ahí hay inequidad en la contienda, porque todos los spots y todo lo que metieron habla de promover el voto, todos los spots, pero no se habla de las candidaturas independientes", lo que provoca más desigualdad.

Finalmente y siempre amable, dice que en la boleta electoral él es el de las letras chiquitas y no Andrés Manuel López Obrador, "él es quien me usurpó, me robó mi lema, estoy hasta abajo incluso en la boleta electoral, hasta abajo de Morena", puntualiza.