Cvitanich toma como revancha el gol ante América

Tras estar fuera gran parte del Torneo Clausura 2015, el haber marcado el penal con el que Pachuca eliminó al América, significó una revancha para el delantero argentino Darío Cvitanich.

"Fue una revancha, sabía que cuando llegué tuve la desgracia de lesionarme, fueron tres meses duros donde no podía estar y ahora me han tocado algunos minutos y lo disfruté mucho", dijo.

Comentó que siempre estuvo seguro de poder concretar esa oportunidad desde el manchón penal, pese a la presión que pesaba sobre él.

"Teníamos el estadio en contra y que sea un penal decisivo influye, sabía a dónde le iba a pegar en todo momento y eso me ayudó", estableció.

Pese a que Oribe Peralta, delantero de América, consideró que fueron robados por el penal que les señalaron en contra, Cvitanich afirmó que para él no hay duda de la mano dentro del área.

"Para mí hay un claro penal, el árbitro también lo vio y cada uno tiene sus opiniones. Fue el regalo de cumpleaños soñado, de los más importantes que he marcado, estoy muy feliz sobre todo sabiendo que se avanzó, todavía no se ha logrado nada pero se avanzó a una instancia importante y es lo más lindo", externó.

Sobre el supuesto insulto que profirió al técnico uruguayo Gustavo Matosas, aceptó que hubo un diálogo y le ofreció una disculpa.

"Hay que reconocer el error, en un momento cuando América hace el gol, veo que hacen como que se tiran los jugadores, entonces pasando después del gol (de Pachuca) le dije que ahora haga tirar a sus jugadores para que hagan tiempo, el error fue mío y me arrepiento totalmente, le disculpas al técnico", estableció.