Festival de vino reúne en León a cien casas productoras

Bajo el título "Tinto Bajío", arrancó hoy la segunda edición del festival del vino mexicano, que reúne a cien de las casas productoras más importantes de México.

Durante la inauguración se entregó el reconocimiento "La vid del Nuevo Mundo" a Hans Backhoff Escudero, fundador y socio de Monte Xanic, una de las casas vitivinícolas más reconocidas del país.

En entrevista para Notimex, Backhoff dijo que este reconocimiento representa una serie de logros en su vida, y lo más importante es ver recuperada a una industria que estaba en condiciones muy malas.

El rescate de esta actividad se ha hecho a base de trabajo, para que ahora todo mundo se sienta muy orgulloso de los vinos mexicanos, dijo.

"Esta industria es mi vida, son mis hijos, a la que he dedicado 30 años de mi existencia; significa algo adentro en el corazón. Lo mejor que puedo sentir es haber llegado hasta aquí", expresó.

Indicó Agregó que la calidad de los vinos mexicanos será determinante para continuar su evolución.

"Mientras mantengas la calidad, vas a seguir creciendo. Hay grandes expectativas para el vino mexicano, ya no es lo que mucha gente pensaba, estamos a la altura de otros vinos del mundo, esto se hace con una parte de tecnología y arte, para allá van muchas empresas que están empezando, yo veo un futuro prometedor", expresó.

Por su parte, el chef regiomontano Dante Ferrero preparó una vaca entera para este festival, para complementar el vino mexicano con la carne de res.

En una charla con Notimex, Ferrero señaló que el hacer la vaca entera es su "cinta negra" en el asado. "Siempre es un reto estar frente a la parrilla, nunca me confío, es un desafío, se genera una comunidad muy linda, con el fuego, con la gente que disfruta", mencionó.

La vaca tarda 24 horas en cocerse, son 350 kilos que deben quedar a punto. "Un gran trabajo que hacemos con mucho gusto", apuntó.