Solicitan a Inegi realizar censo a productores de alimentos

El senador Armando Ríos Piter solicitó al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) realizar un censo de productores y distribuidores de alimentos para facilitar a la Secretaría de Hacienda fundamentar facilidades administrativas para el sector.

El legislador perredista indicó que durante las últimas dos décadas ha existido un problema entre los distribuidores y comercializadores de productos alimenticios para cumplir con sus obligaciones fiscales por el rezago que existe en el sector rural.

Además, dijo, con la reforma fiscal se sustituyó el Régimen de Pequeños Contribuyentes e Intermedios, por el de Incorporación Fiscal con el objetivo de preparar a las personas físicas para ingresar al régimen general de ley.

Sostuvo que los sectores primario y de abasto en el país carecen de un régimen tributario que atienda la problemática del entorno y las condiciones en que interactúan para el cumplimiento de sus obligaciones.

"A partir de la última reforma fiscal, se vuelve prioritario identificar a qué contribuyentes se deben otorgar facilidades administrativas por su función social", añadió el legislador del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

El censo se debe realizar a productores de alimentos que proveen a las centrales de abasto en el país, distinguiendo entre sector, producto y número de operaciones.

También tiene el propósito de que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) pueda atender la recomendación sistémica 001/2014 de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon).

La recomendación es relativa a la imposibilidad de los miembros del sector primario para dar efectivo cumplimiento a sus obligaciones fiscales y su repercusión en los sujetos que comercializan sus productos.

Agregó que los contribuyentes de dichos sectores cuentan con nuevas obligaciones como llevar contabilidad a través de sistemas electrónicos, emitir comprobantes fiscales digitales por Internet al igual que obtener y conservar los comprobantes de sus proveedores, además de usar los servicios de la banca.

Ríos Piter precisó que la recomendación de la Prodecon coincide en que dentro de sectores primario y de abasto existen diferencias, pues las condiciones de operatividad de un pequeño parcelero no son comparables con las de un productor a gran escala o una sociedad cooperativa.

Por ello plantean la necesidad de otorgar facilidades a algunos contribuyentes, y para ello se requiere contar con la información estadística precisa que justifique y fundamente el otorgamiento de facilidades administrativas.

Entre otras cosas, la recomendación de la Prodecon exhorta al Servicio de Administración Tributaria (SAT) a dar continuidad y permanencia a la expedición de facilidades administrativas para el sector primario a través de las resoluciones correspondientes.

Considerando nivel académico, social, económico y acceso a servicios; diferencias de operación entre los propios integrantes del sector primario; y diferencias relativas a zonas geográficas, tipo de productos y destino de los mismos.