Aguilar Camín escribe la mejor historia que tenía para contar

El escritor y periodista mexicano Héctor Aguilar Camín (1946) aseveró que "Adiós a los padres", su más reciente libro, es "la mejor historia que tenía para contar".

En entrevista con Notimex, el autor expresó: "Estoy en paz con este libro desde el punto de vista literario y sentimental, familiar. El único problema ahora es que ésta es la mejor historia que tenía para contar. Ahora ya no tengo una igual de buena, no sé qué voy a hacer".

Con algunos síntomas de gripe que traía desde México y procurando encontrar un lugar abrigado en el último piso de su hotel, ubicado en el centro de Santiago, Aguilar Camín habló de la historia familiar retratada en su obra y lo que genera en los lectores.

"Este libro le habla a la gente de algo que los hace pensar en su propia historia familiar. Esta es mi historia familiar, es la que yo oí toda mi vida, es la buena historia que había que contar de mi familia. Todas las familias tienen al menos una buena o una gran historia que contar, y ésta es la mía", comentó.

Añadió que la escribió con el ánimo de contársela a sí mismo, de tenerla completa y entendida, "porque uno a veces tiene impresiones sobre su familia que son vagas, son de incertidumbres un poco nebulosas".

Por lo anterior, añadió, trató de poner en blanco y negro todas sus emociones y recuerdos fundamentales de la historia de su familia y de la vida de sus padres, no de su propia vida, "yo aquí soy un filtro, una voz narrativa que va contando la historia".

Aguilar Camín puntualizó que "hay tantos espacios dolorosos como espacios gozosos en este libro. Yo me divertí mucho al escribirlo, recordé cosas muy gozosas de mi vida que no tenía presentes, que estaban ahí esperando para saltar".

No sólo están presentes "las heridas, los hoyos difíciles de explorar y contar, sino también los momentos plenos de felicidad, de plenitud que la memoria también mejora. La memoria es una gente muy desconfiable, porque inventa, fabula, distorsiona, arregla, borra, pero también de pronto mejora las cosas y las ofrece de una manera más rica y generosa".

En cuanto a los comentarios que le realizan los lectores sobre "Adiós a los padres", Aguilar Camín apuntó que "es frecuente que me digan 'su libro me puso a pensar en mi historia, en mi familia' o 'algo muy parecido sucedió en mi familia', como si hubiese una especie de identidad básica en las tensiones y emociones que unen a las familias".

Respecto a la decisión de revivir algunos momentos de su vida familiar, dijo que "en el decir lo que está callado hay una especie de terapia, de reconciliación con lo callado, y hay una objetivación del tema silenciado, empieza a tener la dimensión que realmente tiene y así disminuye su nebulosidad mítica".

En relación a la reducción que realizó del primer original de "Adiós a los padres", Aguilar Camín comentó que "hice un libro donde puse todos mis recursos, y parte de mis recursos como escritor son la investigación periodística e histórica, de manera que en la primera versión tenía un libro muy grande".

"Era la misma pero tenía muchas digresiones, como por ejemplo, contaba muy largamente el caso de cómo fue construido el Pontón Chetumal o la historia fantástica de un habitante de Chetumal, porque yo quería contraponer la pequeñez aldeana de Chetumal con lo que sucedía en el mundo", aseveró.

La primera versión del libro, de 200 mil palabras, "se la di a leer a un lector profesional, Ricardo Baduell, y él me devolvió una lectura muy inteligente del libro y me dijo 'mira, aquí están compitiendo el historiador y el novelista. Tienes que escoger qué es lo que tienes que poner aquí, si lo que recogió el historiador y sus digresiones fascinantes e interesantes, o quieres que el libro sea sobre la fábula'".

Al escritor le quedó claro que ésa era la debilidad del libro, por lo que quitó las digresiones, "quedan algunas, pero son muy cortas y tienen la intención de situarte y sacarte un poco del mundo cerrado de los acontecimientos, de la familia, y dejártelo un poco sentir al medio de una sociedad".