"Uli" Dávila es convocado para finiquitar salvación de Vitória Setúbal

Este domingo, Vitória Setúbal, club en el que milita el mexicano Ulises Dávila, tendrá en sus manos el conservar su plaza dentro de la Primera División de Portugal cuando reciban al Arouca, que tiene un objetivo idéntico en mente.

El estadio Do Bonfim será el escenario para esta batalla en la cual ambos están urgidos de sumar para despegarse de los últimos dos puestos de la clasificación general, los cuales perderán su categoría al final de la campaña a la que sólo le quedan dos fechas por delante.

En rueda de prensa el director técnico del Vitória, Bruno Ribeiro, anunció a sus 18 convocados para esta vital cita y aprovechó para reiterar que tiene plena confianza en sus pupilos y la entrega que él aprecia cada semana, al fin será recompensada con una alegría, misma que se le ha negado desde hace un par de meses.

"Este grupo está más unido que nunca. Vitória está preparado y ya merecemos ser felices por la actitud que mis jugadores muestran en los entrenamientos y en los juegos. Han dado lo máximo y son unos auténticos campeones. Ellos, más que nadie, merecen este triunfo", confesó el estratega de 39 años de edad.

Asimismo reconoció que Arouca necesita sumar, "no tiene su posición definida y de perder en Setúbal, como espero que pase, puede estar en problemas para la última jornada. Estoy esperando un Arouca que jugará para ganar".

Setúbal ostenta hasta el momento 26 puntos, a cambio de 28 que registran sus contrincantes, mientras que los equipos que están a un paso de la Segunda División, Gil Vicente y Penafiel, apenas cosechan 23 y 19 unidades respectivamente.

Para este penúltimo examen, por la fecha 33 del torneo lusitano, el jalisciense y los demás "sadinos" contarán con el apoyo de sus seguidores, a quienes les deben una victoria desde hace tres meses y medio.

"Queremos que la afición nos apoye de principio a fin. Con una demostración de fuerza de este club y estos aficionados, sin duda lograremos la salvación. Estaremos centrados en nuestro juego, porque dependemos sólo de nosotros. Si hacemos nuestro trabajo, no tiene por qué preocuparnos lo que ocurra en otros campos", finalizó Ribeiro.