La expresión a través de las artes plásticas en Rubén Calderiuz

El arte es su vida y ha logrado varias formas de expresarlo desde su natal Cuba, donde siendo un adolescente fue impulsado por su madre a estudiar artes.

Esto le ha servido como base para ser el artista plástico, poeta y cantautor, con un legado de cerca de 500 obras que están dispersas por el mundo y que le han dado renombre internacional.

Establecido en el municipio de Cholul, muy cercano a la capital yucateca, cuenta a Notimex que su madre lo indujo a buscar formas de expresión, por medio de las artes plásticas y estudió en la Academia de San Alejandro en La Habana, Cuba.

Pintar fue su mayor pasatiempo, habilidad que llevó al plano profesional a partir de 1961 y hasta la fecha expone su obra en el aeropuerto internacional "Manuel Crescencio Rejón" de Mérida, la primera exposición llamada "Movimientos" y la segunda "De aquí y de allá".

Es el primer artista que en 19 años expone dos veces en el área internacional y nacional de la terminal aérea meridana.

Rubén Darío Calderiuz Quintero, nacido en La Habana, Cuba, el 5 de septiembre de 1946, y luego de una etapa de arduo aprendizaje en 1961 empezó a dedicarse profesionalmente a pintar.

En 1965 cuando participa en la XIII Exposición Anual de Artistas Nóveles en su país y repite en la edición del año 1966, para que en 1967 lo inviten a la Segunda Bienal de Pintores Noveles.

A partir ahí era invitado en eventos artísticos como: la Semana Juvenil de la Cultura, el Festival de las Artes Plásticas, todos estos en La Habana, Cuba, para después emigrar a Pleven, Bulgaria, donde radicó por años y lo cual, le valió para que su obra se extendiera por Suiza, Rusia, Estados Unidos, Francia, Bélgica y México.

Además de su colección privada, cuenta con obra expuesta en el Museo de Antropología de Sofía en Bulgaria, en el Museo de Pleven, y en el edificio del Ministerio de Salud Pública de ese mismo país.

Tras vivir más de una década en París, Francia, Rubén Calderiuz decide vivir en México, un tiempo en la capital del país y luego llega a Yucatán, donde expone por primera vez en la Galería Soho en 2009, junto con otros artistas.

En el Centro Cultural Olimpo realiza una exposición personal denominada "Nostalgia de la Forma" en 2010 y en el mismo recinto presenta al público otra llamada "Evolución" en 2014.

El reconocimiento se extendió a Quintana Roo, donde en Isla Mujeres llevó su exposición llamada "Visiones" en 2010, así como "Verde que te quiero Verde" en ese mismo año, en Mérida, Yucatán, e invitó a una serie de pintores cubanos a una exposición colectiva "La Ceiba, Proporción Divina", en 2011.

En el Museo de Cozumel también fue invitado en dos ocasiones a exponer su colección "Visiones" en 2010 y 2014.

Rubén Calderiuz recibió la invitación para aportar un disco compacto con su obra para el Arca del Bicentenario, que junto con otras piezas fueron enterradas en la cápsula del tiempo, el 20 de noviembre de 2010 en la Escuela Nicolás Bravo de Mérida.

Ciudades como Miami, Florida, en Estados Unidos; Chetumal, Quintana Roo; Zacatecas, Zacatecas; Progreso; Valladolid y Motul, Yucatán; Guadalajara, Jalisco; Guanajuato, Guanajuato y Ciudad del Carmen, Campeche, también han visto pasar sus obras en exposiciones diversas.

Ahora, cuenta, "lo que estoy haciendo son pinturas de una corriente llamada concreta, donde se utilizan elementos geométricos como: cubos, círculos, triángulos, y las colecciones que fueron escogidas para que estuvieran en el Aeropuerto Internacional de Mérida.

Obras que mantienen ese hilo conductor, pero con una variación de la llamada "Movimientos" que es más abstracta a "De Aquí y de Allá" que contiene obras más ilustrativas.

Esta muestra que se podrá ver hasta el mes de junio en la terminal aérea está integrada por 13 obras denominadas: "Trópico de Cáncer", "Alas de deseo", "Gema", "Arcos Sagitales", Vórtice", "Árbol de vida", "Árbol de vida IV", "Árbol de Vida II", "Ka ¨an", "Kukulcán", "Gemba", "Ka" y "Figura".

Todas ellas muy coloridas en acrílicos sobre lienzos con formas y figuras geométricas, que llaman la atención de pasajeros y turistas que llegan por algún motivo al aeropuerto de Mérida.

El artista destacó que escogió serpientes emplumadas, árboles de vida y obras que van más con este lugar que es Yucatán y con todas las culturas mesoamericanas, pero también con otras naciones como: dragones o serpientes.

Calderiuz detalló que finalmente decidió establecerse en Yucatán, porque el clima es parecido al de Cuba, por la idiosincrasia de la gente y debido a que ha consolidado un grupo de amistades que le permite trabajar y vivir a gusto.

Otra cara de Rubén Calderiuz es la autoría de canciones y poesías, además de que canta, pero no profesionalmente y esa inquietud lo llevó a grabar canciones con artistas como el grupo Los Juglares, oriundos de Yucatán, y quienes grabaron un tema llamado "En Algún Lugar".

Así como otros cantantes como: Ela Calvo, Alfredo Rodríguez o Farah María, entre otros.

Asimismo, tiene canciones como "No me preguntes más", "El viento, la lluvia, la noche y tú", "Cómo solo se ama la primera vez", "Te prometo", "Caminando con una canción", "El verano volverá", "Hoy se que te vas", "Tengo tan poco que darte", "Di toda la verdad", "Tu nombre y el mar".

Todas ellas de corte romántico han dado renombre al cantautor, que también se ha ganado un lugar en el gusto del público.