Eduardo Monteverde se adentrará en el suspenso con "Los escondidos"

El guionista y director mexicano Eduardo Monteverde, quien se encuentra en la promoción de su nuevo filme "El gran pequeño" (Little boy), ya concluyó el guión de su próxima entrega, "Los escondidos", un filme de suspenso que sigue a un asesino en serie.

Monteverde se describe como una persona extremista a la hora de hacer un guión, pues la historia de "El gran pequeño", que escribió y dirigió, sigue a un niño que hará hasta lo imposible por traer a su padre de regreso a casa, después de ser mandado a la guerra; los valores que más resaltan son el amor, la fe y la esperanza.

En torno a "Los escondidos", para el realizador es una combinación de "El silencio de los inocentes" y "Los siete pecados capitales", en la que se sigue a un asesino en serie.

"Exploramos de dónde viene esa maldad de asesinar de una forma tan horrenda, brutal. ¿De dónde viene el mal, viene de nuestra mente o viene sólo del ser humano? Llámese inteligencia, satanás, ¿de dónde vienen las ideas de querer abrirle la piel a alguien, sacarle todo, cortarlo en pedacitos y freír a una viejita en aceite. De dónde viene ese mal?", señaló a los medios.

Monteverde agregó que el guión ya está escrito y lo mandaron a diversos actores, quienes ya lo están leyendo. La meta del director es filmar este año la historia.

Respecto a los cambios de género de una película a otra, la primera presentada como inspiradora y la otra basada en el suspenso, subrayó que es parte de conocerse y a su propio pasado. "Cuando volteas y ves lo que se hizo con 'Bella', 'Little boy' y ahora esto, me doy cuenta de que soy un extremista".

Hace unos días Monteverde estuvo de visita en México para la promoción de "El gran pequeño" junto con el productor Eduardo Verástegui y el protagonista de la historia, Jakob Salvati. Esta película tardó más de cinco años en poder concretarse.

"Fueron tres años de escribir el guión y un año para recabar los fondos, y después otro año filmándola, son cinco años de tu vida, cuando estás escribiendo, esta es la meta, poder compartirla con la audiencia.

"Pero todavía es más especial, porque es mi audiencia de donde vengo, me fui de México a los 18 años tratando de alcanzar un sueño. Esta película fue producida, dirigida y filmada en México, y compartirla con los compatriotas, con mis padres y familia está padre, estoy muy contento".

Gracias a este largometraje el director logró firmar un contrato con una agencia de representación que lleva a muchos artistas de Hollywood, por lo que espera sea aún más fácil conseguir a las personas que quieran trabajar con él en un futuro.

"Estar con ellos me abre muchas puertas, pues en esta industria, más que nada en Estados Unidos, ha cambiado respecto a los artistas independientes, se ha convertido en una experiencia tipo Broadway que la audiencia va cuatro veces al cine por año.

"Ya no va como antes, a veces van a ver superproducciones, el cine independiente está sufriendo, ¿Qué es lo que hace a una súper producción? el actor, y estar con una agencia me facilita llegar a los actores".