Marroquinería, trabajo artesanal y exótico

La marroquinería, que se caracteriza por la fabricación en piel de carteras, bolsas y cinturones, entre otros artículos diferentes al zapato, emplea en su proceso de elaboración pieles comunes como la de res, y exóticas como la de cocodrilo del Nilo, y avestruz.

Su fabricación requiere de diversos procesos, como el diseño de modelo, en el que se transforman las ideas del diseñador, en moldes o patrones hechos con precisión.

El encargado de moldeado de la empresa Animal Exotic, Abel Barros, detalló que también es necesario seleccionar cuidadosamente los materiales, además de hacer un prototipo de prueba y decidir los insumos con los que se realizará el producto final

Después, se procede al corte de piel, que se secciona conforme a los moldes del esquema que se realizó, para posteriormente ensamblar cada pieza, indicó.

El siguiente paso es el pespunte, en el que se cose cada unión para asegurar la resistencia del producto, y por último se adorna, para que sea estéticamente atractivo, puntualizó.

En ocasiones, las personas piden trabajos con piel exótica, por lo que se regula el empleo de dichos materiales, a través de ciertos permisos como de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

En ese caso, los productos son más caros, pues se tiene que respetar la sustentabilidad de las especies que se utilizan, es decir, por cada animal empleado, se pagan dos, para garantizar que la especie no se extinga.