Requieren las Américas de seguridad inteligente: experto

Ante las amenazas de seguridad nacional de los países de América y la percepción acerca de que la delincuencia aumenta se requiere de sistemas de seguridad inteligente, de acuerdo con un informe del Foro Económico Mundial, dado a conocer hoy aquí.

Un estudio elaborado por el secretario de Seguridad Multidimensional de la Organización de Estados Americanos (OEA), Adam Blackwell, establece que la percepción de que la delincuencia, obstaculiza el crecimiento económico y la estabilidad política a un costo enorme para el desarrollo.

Sin embargo, consideró que la solución a los problemas de inseguridad en las Américas no es necesariamente más seguridad (policía, soldados, equipos, legislación anti-crimen o detenciones), sino la "seguridad inteligente".

Recomendó hacer un diagnóstico basado en la evidencia y observaciones reales de los problemas que enfrenta la región, aunque declinó dar cifras sobre el impacto que genera el crimen organizado en las sociedades latinoamericanas.

Blackwell propuso la creación de soluciones que se basen en las necesidades y capacidades nacionales y regionales, implementadas en alianza con todos los actores relevantes.

Dijo que al mismo tiempo se debe realizar una evaluación rigurosa de los indicadores y resultados, aunque a menudo los indicadores influyen indebidamente en el comportamiento y la formulación de políticas, no es sólo una cuestión del número de policías.

"En uno de los casos -a no ser replicado- hemos sido capaces de determinar que de 15 mil agentes de policía en la nómina, sólo ocho mil en realidad operan como policías", añadió Blackwell.

Sin embargo, se han documentado modelos de instituciones profesionales encargados de hacer cumplir la ley, las normas y la estructura adecuados, contratando, personal bien entrenado y certificado, con una remuneración proporcional al riesgo y vocación.

Dijo que los resultados muestran que estos modelos son mucho más propensos a tener una relación positiva con la comunidad, resolver más crímenes, y, en general, reducir la percepción de inseguridad y la impunidad, a un costo relativamente modesto.

El reporte de Blackwell fue dado a conocer este martes en el marco del Foro Económico Mundial para América Latina, que inició hoy en esta capital.