"El espejo del arte" retrata las incongruencias del mercado moderno

Una reflexión sobre lo que ocurre en el mercado del arte contemporáneo, donde las contradicciones e incongruencias quedan expuestas, es lo que presenta el documental "El espejo del arte", de Pablo Jato, que se estrena mañana en la Cineteca Nacional.

Tras la protección para prensa del material, que incluye 50 entrevistas a galeristas, artistas, coleccionistas, directores de museos y curadores, Jato celebró el periodo de exhibición que le brinda la Cineteca.

El filme de 95 minutos, cuestiona los altos costos de las piezas y confronta a creadores y artistas sobre la fabricación de los mismos por parte de una mafia que involucra a varios grupos; desde las instituciones artísticas hasta los vendedores de arte.

Los testimonios muestran la falta de consenso en los conceptos básicos sobre lo qué es el arte, además de que la cultura queda reducida a una expresión mínima de la que sólo un selecto grupo puede subvencionar.

El proyecto, aseguró su director, no es lucrativo, por lo que se ofrece de manera gratuita para que se proyecte en cualquier centro cultural, museo e institución pública o privada.

"Nuestra intensión es, sobretodo, que se proyecte en Universidades y lugares donde haya contacto con estudiantes, a fin de que sean ellos quienes hagan un debate sobre el tema", explicó en conferencia de prensa.

Tras aclarar que la motivación del material fue casualidad; al estar grabando en Arco Madrid y sondear de manera espontánea qué es el arte para las mujeres, Jato compartió que su inspiración para darle empuje a este proyecto de cinco años, fueron sus propias dudas y la curiosidad de qué pensaban los demás sobre el tema.

En su oportunidad, el director de programación de la Cineteca, Nelson Carro, expuso que tras ver el material, le pareció muy interesante su exhibición en la institución que representa, pues trata preocupaciones generalizadas a través de un discurso sencillo.

"¿Qué es el arte contemporáneo? y ¿por qué ciertas obras valen tanto? y ¿cómo darse cuenta de lo que uno está viendo?, sin duda es un tema complejo e interesante", comentó.

Además de mencionar que esta materia no es tan lejana de lo que pasa en el cine pues la disciplina también se enfrenta a arbitrariedades, destacó que entre las virtudes del documental, está el que "cuestiona realmente todo el mercado y va más allá para hablar del concepto del arte".

La cinta hace un análisis y crítica tras retomar entrevistas con directores de museos como el de Arte Carrillo Gil, Soumaya, de Arte Contemporáneo y Reina Sofia, entre otros.

Así como con directores de galerías de Madrid, Zurich, Berlin, Sao Paolo, Tokio, Barcelona, Ciudad de México, Los Ángeles, Nueva York, Estocolmo, Milán, San José de Costa Rica, Dubai y Buenos Aires.