Despliega Arabia Saudita tanques a frontera con Yemen tras combates

Arabia Saudita desplegó hoy tanques de guerra a la frontera con Yemen, tras una noche de intensos combates entre las fuerzas sauditas y combatientes de la milicia Houthi, quienes presuntamente derribaron un avión de la Fuerza Área de Marruecos.

A sólo un día de que inicie la "tregua humanitaria" de cinco días propuesta por la coalición árabes, el canal de televisión saudita Hadath informó que Arabia Saudita mandó tanques de guerra a lo largo de la frontera con Yemen.

La televisora árabe difundió imágenes en las que se observa una columna de tanques de guerra cargados en camiones militares, que describió como la "llegada de refuerzos para la fuerza de ataque en la frontera", desplegados luego de los bombardeos registrados en las últimas horas.

Combatientes rebeldes yemenitas Houthi y fuerzas sauditas intercambiaron durante la v+ispera y esta madruga un intenso intercambio de fuego de artillería y cohetes en zonas fronterizas, que según fuentes oficiales, dejaron un muerto y al menos cuatro lesionados.

El portavoz del Departamento de Defensa Civil de Arabia Saudita, Ali al-Shahrani, informó este lunes que se elevó a 11 el número de sauditas muertos por la intervención militar de Riad en el conflicto armado en Yemen.

Desde el pasado 26 de marzo, Arabia Saudita y una coalición de países árabes comenzaron la campaña militar en Yemen para hacer retroceder a los rebeldes Houthi que se apoderaron de Saná, capital yemení, en septiembre pasado, y han invadido otras partes del país.

Al-Shahrani afirmó este lunes al canal de noticias Al-Ekhbariya que los rebeldes yemenitas dispararon cohetes Katyusha y morteros, que alcanzaron una escuela y una zona residencial de las localidades saudita de Jizan y Najran, ubicadas junto a un puesto militar.

"Una persona fue muerta en el bombardeo en Najran, que alcazaron una escuela y residencia. Otro ciudadano saudita y tres expatriados resultaron heridos en los ataques", indicó el funcionario.

Los cohetes Katyusha y morteros fueron disparados en las ciudades de de Jizan y Najran, después de la coalición árabes bombardeó varias posiciones de los rebeldes yemenitas en la provincia de Saada y Hajjah con más de 150 cohetes.

Los aviones de la coalición liderada por Arabia Saudita también golperon posiciones de los Houthis en el centro de la ciudad de Taiz y en la provincia de Marib, ubicada al este de la capital, Saná, aunque hasta ahora se desconoce si hubo víctimas.

A más de seis semanas del inició de los ataques aéreos, la coalición árabe no han podido hacer retroceder las unidades de la milicia Houthis, que la víspera recibió de manera abierta el respaldo del ex presidente Ali Abdullah Saleh, derrocado en 2013 tras días de protestas en su contra.

Los bombardeos, combates y el despliegue de tanques pone en duda el inició del cese al fuego de cinco días ofrecido por Arabia Saudita a partir de mañana martes por la noche para permitir la entrega de suministros a los millones de civiles afectados

Sin embargo, la tregua está en duda no sólo porque Arabia Saudita advirtió que dependería de la respuesta de los Houthis, si no porque el gobierno de Marruecos reportó este lunes la desaparición de una de sus aviones de combate F-16 que participan en los ataques aéreos de Yemen.

En un comunicado, difundido por la agencia estatal de noticias Mapa,

las fuerzas armadas de Marruecos informaron que el avión estaba desaparecido desde ayer a las 18:00 horas, al igual que su piloto, quien según otros piloto nunca expulsó la nave.

La declaración indicó que una investigación estaba en curso para determinar el paradero del avión, sin embargo los rebeldes transmitieron un video en su canal de televisión Al-Maira, en el que mostraron los restos de la nave desaparecido, la cual afirmaron fue derribada.

En su reporte el canal al-Masira aseguró que el avión fue derribado por miembros de una tribu leal al grupo en la provincia de Saada, ubicada cerca de la frontera de Yemen con Arabia Saudita.