Festival Internacional de las Luces cierra con "Máquina de los sueños"

Con la presentación de la escultura luminosa "Máquina de los sueños", anoche, concluyeron las actividades del Festival Internacional de las Luces (Filux), en la Capilla de Concepción Cuepopan, en el Centro Histórico de esta capital.

Se trata de una pequeña instalación a cargo del artista, Octavio Martínez, quien lleva los recuerdos de un sueño a los paneles lumínicos de dicha obra, permitiendo a su vez, desdoblar de manera textual y lumínica la memoria del soñador, misma que interactúa visualmente con paneles efectivos que generan el efecto de infinito.

La estructura metálica de la obra contiene un actuador, que al girar genera fractales a partir de extensiones lumínicas de estos sueños. Los fractales, que son generados por una serie de hilos, que se entienden de arriba hacia abajo en la misma pieza, se acentúan con luz UV que a su vez pretende ser el detonante y enlazar las memorias de los soñadores dentro de la escultura.

En el interior de dicha capilla, la pieza fue acompaña de un sonido generado a partir de sintetizadores que interactúan con una cámara web.

"Se trata de una obra interactiva y la conectamos vía ´Twitter´, toda vez que en esa red social, la gente enviaba sus sueños, recopilamos cerca de 400 de los cuales solo utilizamos entre 80 y 120", dijo el artista a Notimex.

Refirió que lo interesante de la propuesta es que le permite al público interpretar cada uno de esos sueños.

"Es una máquina codificadora de sueños, busca algo así como tratar de desmembrarlos, de abrirlos, porque muchas de las veces nos da miedo a nosotros mismos nuestros propios sueños o nos da miedo soñar, no nos gusta compartirlos", refirió.

De acuerdo con el también egresado en Ingeniería en Robótica Industrial por el Instituto Politécnico Nacional (IPN) parte de la máquina es móvil, situación que provoca que entrelace cada uno de los sueños.

"Todo ese equilibrio se representa en una forma, y podemos ver como la misma pieza se complementa. Al mismo tiempo distorsionamos el audio que acompaña la luz que proviene de una cámara, lo que hace la distorsión de alguno de los sueños. Jugamos con la luz que distorsiona el sueño", explicó.

Comentó que la idea de esta máquina surgió a raíz de haber tomado un curso acerca de sueños lucidos y al final del mismo, "te adentras y sabes que estas soñando y en ese trance haces lo que quieras. Al final juego con el inconsciente y subconsciente, y me pregunto acerca de qué es la realidad hoy y no un sueño".

El Filux 2015 se realizó, del 7 al 10 de mayo, en recintos y espacios como el Zócalo, el Palacio de Bellas Artes, el Antiguo Colegio de San Ildefonso, el Museo de la Luz, la Alameda Central y el Museo Interactivo de Economía (Mide).

Para su realización participaron 25 artistas internacionales y 30 nacionales, quienes crearon las proyecciones, esculturas y caminos de luz.