Porto y Héctor Herrera se mantienen en pelea por título en Portugal

El mexicano Héctor Herrera jugó durante 51 minutos en la victoria del Porto 2-0 sobre Gil Vicente, resultado que los mantiene al acecho del líder Benfica en este agonizante certamen al que sólo le restan dos jornadas.

Citados en el estadio Do Dragão, este par de clubes llegó con necesidades totalmente opuestas, los locales con la mente puesta en los tres puntos para seguir detrás de las "águilas", que ya habían ganado con anticipación su respectivo compromiso de la fecha 32.

Los visitantes querían aprovechar el descalabro del Vitória Setúbal horas antes para salir de la zona de descenso, pues sus 23 puntos y el saldo de -32 goles los tienen a punto de caer al abismo dela Segunda División lusitana.

Apenas al minuto 11, los "dragones" tuvieron un escenario inmejorable para tomar la ventaja, pero Ricardo Quaresma falló la pena máxima y el grito de gol tuvo que ahogarse por sólo unos instantes.

A la jugada siguiente comenzó el espectáculo del goleador colombiano Jackson Martínez, quien con un testarazo al minuto 12 puso el 1-0 y la tranquilidad para los anfitriones que seis minutos más tarde estuvieron a punto de volver a brincar de sus asientos, pero el cabezazo del bajacaliforniano fue salvado de forma providencial por el guardameta Adriano Facchini.

Cerca del minuto 28, el brasileño Danilo Luiz sacó un potente disparo que la defensa congeló y al 36 fue su compatriota Casemiro quien se quedó a nada de ampliar la distancia con tiro libre que superó por muy poco el travesaño.

A poco de haber comenzado el segundo tiempo, el estratega portista, el español Julen Lopetegui, decidió prescindir de los servicios de Herrera, pese a que ya no tiene ninguna otra preocupación más que cazar la Liga en cuanto Benfica titubee.

Porto no claudicaba en su intento por festejar el segundo y al 53 volvió a suspirar con la chance del argelino Yacine Brahimi, cuyo impacto con la testa se marchó desviado por poco.

Rúben Neves también probó suerte pero el esférico no alcanzó a bajar a tiempo y voló por arriba del larguero y desde luego Quaresma, que quería sacarse "la espinita clavada" por el penal errado, ensayó con insistencia pero la mínima prevalecía.

Al 73, el holandés Rolando Martis Indi y el brasileño Evandro reventaron dos veces el poste de la cabaña del Gil Vicente, que por fin fue vulnerada otra vez al 86 con estupenda chilena del "cafetero" que dejó boquiabiertos a propios y extraños.

Mientras el central capitalino Diego Reyes apreciaba el júbilo de sus compañeros desde la banca, Porto alcanzó los 78 puntos por 81 que ostenta el puntero y donde el monarca parece que se decidirá hasta el último partido, el próximo 24 de mayo.