Baja pago de recibo de luz en 27% de pequeños comercios capitalinos

Casi un tercio de los dueños y encargados de comercios en pequeño, negocios familiares y prestadores de servicios en la Ciudad de México reconoce que sí ha bajado el pago de su recibo de luz en los últimos meses.

Un sondeo de opinión realizado por la Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope Servytur Ciudad de México) revela que la mayoría de los integrantes de este sector aún no se alcanza a percibir la disminución en el pago del servicio eléctrico que ofrece la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Según el sondeo, 47 por ciento de los dueños y encargados de comercios en pequeño, negocios familiares y prestadores de servicios, aún no perciben la reducción en el pago de su recibo de luz en los últimos meses.

El estudio indica que otro 32 por ciento de los comerciantes consultados manifiestan que al contrario de la disminución, notaron un incremento en el pago de su recibo, mientras solamente 27 por ciento reconoce que sí ha bajado el pago.

De quienes afirmaron percibir la disminución en su recibo de la CFE, sólo 15 por ciento lo atribuye a una reducción en la tarifa, mientras 75 por ciento lo basa en las acciones realizadas por iniciativa propia para disminuir su consumo.

Entre estas mencionaron el usar focos ahorradores, sustituir equipos viejos u obsoletos, cambiar sus prácticas en el uso de aparatos eléctricos, así como el arreglar o cambiar las instalaciones.

La Canacope Servytur en la capital del país informó que en este rubro, 10 por ciento de los consultados señalaron que cuando estaba en operación la Compañía de Luz y Fuerza del Centro, pagaban más por las "mordidas" que tenían que dar.

Entre quienes manifestaron que habían registrado el aumento en su pago de luz, 37 por ciento lo atribuyó al simple incremento en la tarifa (porque todo sube), 32 por ciento a los ajustes que hubo después de la entrada de operaciones de la CFE y el 31 por ciento restante a sus malos hábitos de consumo o fallas en su instalación eléctrica.

El organismo comentó que aunque todos los giros comerciales requieren en alguno de sus procesos del servicio eléctrico y la falta de él merma el servicio que se ofrece, repercutiendo en las ventas, hay negocios que dependen de la energía eléctrica al 100 por ciento para realizar su actividad.

Entre los giros que destacan por su dependencia de la energía eléctrica se encuentran: paleterías y helados; venta de hielo; carnicerías, pollerías y venta de pescado; tortillerías; cremerías; panaderías; cafeterías; café internet, y venta de tiempo aire y telefonía celular, por mencionar algunos.

Indicó que para las tiendas de abarrotes, giro mayoritario en el pequeño comercio con más de 41 mil misceláneas en la ciudad de México, el servicio de energía eléctrica está vinculado con el desplazamiento y venta de artículos de alto consumo popular.

Entre estos están: refrescos, leche, yogures, carnes frías, quesos, cerveza así como helados y paletas, los que en su conjunto pueden representar poco más de 40 por ciento de la venta.

La Canacope Servytur Ciudad de México realizó el sondeo a 420 dueños o encargados de negocios seleccionados de manera aleatoria, entre el 6 y 28 de abril 2015; del total, 120 se realizaron de manera presencial y 200 por llamadas telefónicas.