Mujer de la tercera edad destaca el significado de ser madre

Ser madre es lo máximo, no tiene comparación y aunque es una palabra susceptible de ser usada con doble sentido, tener un hijo, criarlo y sacarlo adelante en su vida, no tiene comparación, expresa Sofía Padrón, mamá yucateca que vive en Cancún desde hace 11 años.

"Como madre, siento que soy a toda madre y aunque algunos les incomode la palabra, no hay nada como ser mamá, abuela y bisabuela", afirma convencida la dama de la tercera edad y abundante y enriquecedora experiencia.

Sofía Padrón, junto con otras mujeres, festeja este día el día de las madres y en su caso, por triple, pues es abuela y bisabuela.

"No me pregunte qué edad tengo, lo único que le puedo decir es que nosotras tenemos tres edades: La que realmente tenemos, la que decimos y la que aparentamos", dijo en tono pícaro.

En entrevista con Notimex, reconoce que en una ciudad como Cancún, a veces es complicado reunirse a festejar en esta fecha, pues la mayoría de la gente trabaja.

Sin embargo, señala que lo bueno es que este año la fecha cayó en domingo y eso permitió que muchos se reunieran para festejarlo en familia.

"Ser madre es lo máximo, el mensaje para mis hijas es que sigan el ejemplo que creo yo les he dado, uno bueno, que eduquen a sus hijos y que traten de llevar una vida en paz", expresó.

Indica que combina la vida con algunas de sus hijas, que tiene 18 nietos, nueve bisnietos y sus familias, pero que lo más importante es disfrutar la dicha de ser madre, con todo lo que representa la palabra mamá y serlo.

"Adoro a mis hijas, a mis nietos y a mis bisnietos y aunque no los veo con mucha frecuencia, cuando tenga esa oportunidad de reunirme con ellos, lo hago con mucho gusto", agregó.

De acuerdo con Doña Sofía, cambiar de residencia a Cancún no fue fácil, aunque siente que el amor de madre hacia sus hijas, le ayudó en ese proceso.

"Ser madre es un privilegio que no todas las mujeres tienen la dicha de experimentar, por eso aprovecho todos los momentos que tengo para sentirme y ser mamá", resaltó.

La charla con la señora Padrón se llevó a cabo durante un convivio organizado a los socios del "Club de la Tercera Edad de Cancún" para festejar el día de las madres.

En la reunión, a los festejados les fue servida una taquiza con diversos platillos típicos mexicanos, se preparó un festival artístico-musical y partió un pastel cortesía de la señora Annie Arroyo, que apoya el club.

El convivio se llevo al cabo en el aula Magna "Angelita Marroquín", de las instalaciones del club, que se localiza en la supermanzana 20 de esta ciudad.

Canto, baile, teatro, buen ambiente, humor y sobre todo ganas de vivir la vida, rodearon este festejo a las madres, socias de este lugar, próximo a cumplir 24 años de recibir y convertirse en el mejor lugar para personas de la tercera edad.

En entrevista aparte, la directora del Club de "Los Años Dorados", Beatriz Esquivel Ancona, explica que para los socios cada evento es importante porque representa momentos inolvidables que les permiten convivir, derrochar talento y principalmente alegría.

Indica que llegar a la tercera edad suele ser complicado para algunos y en una ciudad tan dinámica como Cancún, requiere de un esfuerzo supremo en el que tienen que participar todos, familias, autoridades y sobre todo de los mismos adultos mayores.

Por eso dice que es muy importante encontrar esos espacios para que la gente de la tercera edad tenga las condiciones ideales para pasar un buen rato y sobre todo buena compañía.

Añade que la convivencia diaria permite que se conozcan historias humanas, como la pareja de César Calvo y Betty Lores, que se hicieron novios en este lugar y que ya están pensando en casarse.

"El Club nos da la oportunidad de vivir, significa estar vivo, para algunas mamás, este es el único festejo que tienen, pero con ese es suficiente porque se la pasan entre amigos", expresa Betty Lores.

Por eso, comenta que es muy importante encontrar esos espacios para que la gente de la tercera edad tenga las condiciones ideales para pasar un buen rato y sobre todo buena compañía.

Explica que el "Club de los Años Dorados" de la Tercera Edad A.C. es una institución civil de servicio social sin fines de lucro.

Su existencia obedece a la necesidad de proporcionar atención y oportunidades para la recreación, actividades culturales y para el bienestar físico a personas de 60 años en adelante, sin distingo de status social, económico o político, raza o credo.

Beatriz Esquivel Ancona refiere que esta institución se sostiene al través de las aportaciones que hacen sus benefactores, personas físicas o morales y organizaciones altruistas.

"Ser mayor es tener mucha edad; ser viejo es perder la jovialidad, por eso nos esforzamos por estar siempre activos", manifiesta.