Regalan italianos flores a las madres en su día

Pese a la crisis económica italiana, dos de cada tres italianos mantendrán hoy la costumbre de regalar un ramo de flores o una planta a sus madres en su día, que en Italia se celebra el segundo domingo de mayo.

La llamada "Festa della mamma" este año coincidió con el día 10 de mayo, la misma fecha que en otras partes del mundo se festeja el "Día de las Madres".

Según un sondeo de la Asociación de Cultivadores Directos (Coldiretti), casi el 65.0 por ciento de los italianos regalará flores o plantas, el 5.0 por ciento chocolates o dulces, otro 5.0 por ciento prendas de vestir y un 3.0 por ciento joyas o bisutería.

Sin embargo, el 22.0 por ciento no regalará nada al considerar el festejo como una excusa consumista, de acuerdo con la encuesta de la Coldiretti. Según el sondeo, entre los regalos florales prevalecerán las rosas y entre las plantas las begonias, los geranios y las azaleas.

La demanda de flores ha sido aprovechada por la Asociación Italiana de Investigación del Cáncer (AIRC) para lograr que un porcentaje de las ventas de ese producto vaya a financiar los estudios médicos en ese rubro.

Además, en ocasión de la "Festa della mamma" la ExpoMilan 2015 ha dedicado un programa de eventos, como desfiles o muestras gastronómicas.

Asimismo, están previstos tours de madres e hijos a través de los pabellones nacionales para descubrir como cada uno ha desarrollado el tema central de la Expo, que es el de "Alimentar al planeta. Energía para la vida".

En Italia, el Día de las Madres tiene sus orígenes en la Roma antigua, cuando les era dedicada una semana entera que coincidía con las celebraciones a la divinidad Cibeles, símbolo de la naturaleza y de todas las madres.

Interrumpido durante siglos, el festejo fue retomado a mitad de los años cincuenta en dos diferentes ocasiones que después se unificaron en una sola fecha: una vinculada con motivos de promoción comercial y otra a razones religiosas.

Inicialmente se eligió como fecha el 8 de mayo, pero para que coincidiera siempre con un día festivo se decidió cambiar la fiesta para el segundo domingo de mayo, como se celebra hoy en día.