Urge la ONU a frenar impunidad en violencia sexual en conflictos

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó hoy por unanimidad una resolución que urge acabar con la impunidad en los casos de violencia sexual en conflictos, que consideró una amenaza fundamental a la paz y seguridad mundiales.

Presentada por el ministro del Exterior del Reino Unido, William Hague, en el debate sobre la propuesta participaron más de 60 países, además de la actriz Angelina Jolie, en su calidad de enviada especial del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

La resolución complementa tres documentos ya aprobados por la ONU sobre el tema, y pone énfasis en el fortalecimiento del estado de derecho y en la promoción de la justicia civil y militar para acabar con la impunidad de los casos de abusos sexuales en conflictos.

Durante el debate, Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, afirmó que la violencia sexual, que afecta de manera desproporcionada a mujeres y niñas, tiene un efecto devastador en los sobrevivientes y destruye el tejido social de comunidades enteras.

El titular de la ONU recordó que este delito, considerado un crimen de guerra, exacerba el conflicto y obstaculiza la reconciliación, por lo que pidió a los gobiernos del mundo asegurar que los responsables rindan cuentas y que los sobrevivientes reciban justicia.

"La violencia sexual, donde sea que ocurra, es un delito infame, debe ser denunciada y afrontada con la determinación que merece", enfatizó Ban.

Por su parte, Zainab Hawa Bangura, representante especial de la ONU sobre violencia sexual en conflicto, lamentó que violar a una persona en medio de un escenario de guerra no suponga en general ningún costo para el responsable.

En su intervención, el canciller Hague advirtió que si la comunidad internacional no actúa con una sola voz, persistirá la cultura de la impunidad en torno a la violencia sexual en conflicto, y serán reportadas millones de víctimas adicionales de este crimen.

Jolie, en tanto, aseguró que aunque el Consejo de Seguridad difiere en muchos temas, la violencia sexual no debería ser uno de ellos, y llamó a los gobiernos a reunir la voluntad política necesaria para implementar sistemas de justicia y rendición de cuentas en este rubro.

Por su parte, Yanerit Morgan, representante alterna de México ante la ONU, subrayó la relevancia y utilidad de la Corte Penal Internacional (CPI) para investigar y enjuiciar a los responsables de crímenes internacionales.

Destacó que es competencia de la CPI investigar como crimen de guerra la violencia sexual en conflicto, en caso de que un Estado no pueda o no esté dispuesto a hacerlo, por lo que urgió a los miembros de la ONU que no lo han hecho a adherise a este mecanismo.