Permea la cultura árabe musulmán en todo el mundo: Martínez Assad

Convencido de que no todo el mundo árabe musulmán es terrorista ni mucho menos kamikaze, el doctor en Sociología, Carlos Martínez Assad, aseguró que esta cultura está permeando en todo el planeta.

En entrevista para Notimex, a propósito de su libro "Los cuatro puntos orientales", el investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma México (UNAM) afirmó que "no hay un lugar al que uno volteé en el planeta, donde no se esté viendo algún impacto de cualquier expresión cultural que tenga que ver con esa cultura".

Señaló que esta cultura está tan presente y posicionada en todo el mundo, a través de las diferentes manifestaciones artísticas como el teatro, la danza, la música, las artes visuales, la literatura y la gastronomía.

"Identificamos la música, esos ritmos que ahora los jóvenes bailan en varias partes del mundo aunque no hablemos árabe, solo se habla de la negativo y de otras expresiones que tienen algo de positivo, como la comida que podemos degustar en todas partes.

"Al igual que de la medicina, la cual fue algo posible gracias a los descubrimientos que hicieron los árabes en diferentes momentos", dijo el Premio Biblos al Mérito 2013.

Consideró que el hecho de que esta cultura se encuentre tan presente en todo el mundo, tiene que ver con el aspecto emocional.

"Pues en particular, el mundo árabe musulmán ha dado mucho de qué hablar, incluso desde el siglo XIX cuando los pintores europeos se imaginaban como era ese oriente de mujeres sensuales y de danzas voluptuosas y desde ahí comienza a generarse una idea de un mundo que también puede aportar esas formas de comportamiento que sin duda van a ayudar al mundo más vinculado", dijo.

Martínez Assad destacó también que México se enriqueció con migración árabe como: libaneses cristianos, sirios, sirios-judíos y armenios.

"Existe una presencia fuerte en México de estos grupos de tal manera que siempre se hacen presentes, sobre todo en los últimos 100 años de nuestra historia", refirió.

En "Los cuatro puntos orientales", obra que presentará el próximo 26 de junio en el Museo Soumaya al lado de Bárbara Jacobs, el investigador aborda el mundo árabe actual.

De acuerdo con el autor, la migración árabe, en particular la de religión musulmana, ha llegado a una escala que alarma a los gobiernos europeos.

Indagar sobre lo que ha sido la historia de los libaneses en el país, además de la historia sobre México y la Revolución Mexicana, ha sido el motivo de Martínez Assad, quien comentó que en el barrio de La Merced, aún hay varios libaneses en las misceláneas o tiendas de hilos.

"´Los cuatro puntos orientales´ pretende ser una visión amplia de los últimos 10 años del mundo árabe musulmán y lo que ha impactado en su hilo en otras regiones del mundo.

"Es un libro que pretende cubrir un espectro muy amplio de los procesos políticos sociales y culturales que se desarrollan en esa región, una especie de hincapié en que se trata de acabar con los estereotipos que se tienen en Occidente cuando se habla del mundo árabe musulmán", dijo.

Afirmó que los procesos migratorios que regiones árabe musulmanas han sufrido por varios años, atraviesan todas las páginas del volumen, "porque el número creciente de migrantes en la actualidad, es brutal y parece que va a superar las movilizaciones que ha tenido la humanidad en cualquier otra época de su historia".

Martínez Assad invita a aproximarse al lejano mundo árabe más allá de los prejuicios antislámicos del presente y del encono surgido tras el ataque a las Torres Gemelas de Estados Unidos.

La obra ofrece una perspectiva centrada en la historia y en la política, pero también abarca cuestiones sociológicas, literarias, cinematográficas y musicales.

Es un libro que constituye un valioso acercamiento a una cultura diversa y compleja que apenas se comienza a entender en Occidente. Misticismo, democracia, emigración, conflictos étnicos, derechos humanos, literatura y arte son los temas que muestran la enorme riqueza y los desafíos que enfrenta en la actualidad el mundo árabe.