Histerectomía, operación frecuentemente innecesaria en México

La histerectomía o extirpación del útero, es una de las operaciones quirúrgicas más frecuentes en México, aun cuando en la mayoría de la ocasiones es innecesaria y no se informa a la paciente sobre los riesgos que conlleva a su salud.

La directora de la agrupación Unidos por CHIVIS, instancia dedicada a la educación en el tema, Gabriela Garza Servín, alertó en rueda de prensa que en muchos casos una infección por papiloma humano suele ser pretexto médico para realizar este procedimiento quirúrgico.

Indicó que en América Latina se carece de información real sobre esta intervención, ya que muchas mujeres callan cuando se someten a esta práctica, pues suele afectar su autoestima. Incluso, "muchas ya no se sienten mujeres. Se sienten huecas".

Expuso que de acuerdo con cifras internacionales, por cada 1.5 millones de pacientes que se someten a la intervención quirúrgica, solo dos por ciento la necesitaban, y el alegato médico para realizarlo es que "era necesario para prevenir cáncer".

Algo que no se dice, abundó Garza Servín, es que desde el punto de vista físico la mujer sufre de dolor de huesos y espalda por acomodo de los órganos; padece envejecimiento precoz; se es más propensa a sufrir de enfermedades cardiovasculares y urinarias.

Desde el punto de vista psico-social se generan conflictos de identidad, sienten que ya no son mujeres por carecer del útero, se sienten incompletas y surge el arrepentimiento, pues entre la pareja hay pérdida del libido.

Garza Servín expuso que muchas jóvenes ya utilizan la extirpación del útero, como método de prevención de la natalidad.

Explicó que la tarea de la agrupación CHIVIS es en favor de que la paciente sepa que la información vinculada a su expediente médico es suya; que debe informarse sobre este procedimiento quirúrgico y los riesgos a su salud posterior a la intervención, así como que tienen derecho a una segunda opinión médica.

Además, abundó, es urgente generar en las mujeres la necesidad de que conozcan cómo funciona su cuerpo, que cuestionen a los médicos sobre métodos alternativos para atender su problema clínico sin el retiro de la matriz; que sepan que todos los órganos del cuerpo son importantes y cumplen una función.

Es lamentable que muchas mujeres acceden a esta práctica en forma innecesaria por una petición de sus parejas, quienes en muchos casos las abandonan, porque físicamente haya cambios.

Reconoció que hay médicos que sí informan a sus pacientes de los riesgos reales, pero lo hacen cuando ellas están en la mesa de operaciones, luego de asegurar el costo de la operación.

La directora de la agrupación Unidos por CHIVIS pidió no imitar a figuras públicas que pretenden colocar esta práctica como un tema habitual.