Asalto en Texas evidencia presencia de grupos antiislámicos en EUA

El ataque del domingo a un centro cultural de Texas donde se realizaría una exposición y concurso de dibujos sobre el profeta Mahoma generó una nueva controversia en Estados Unidos al revelarse las actividades de grupos antiislámicos.

Pamela Geller, dirigente de las organizaciones Iniciativa para la Defensa de la Libertad Estadunidense y Alto a la Islamización de Estados Unidos, con sede en Nueva York, patrocinó el concurso y una conferencia que congregó a unas 200 personas en Garland, Texas.

El evento, calificado por la prensa y analistas como "provocador", ofreció un premio de 10 mil dólares para la mejor caricatura del profeta Mahoma, un acto considerado blasfemo en el mundo islámico.

El incidente generó críticas entre sectores que consideraron que el concurso fue planeado como un "anzuelo" que provocó el ataque perpetrado por dos residentes en Phoenix, Arizona, identificados como Elton Simpson y Nadir Soofi.

Los dos sujetos dispararon contra un auto de la policía afuera del centro donde se llevaba a cabo el evento, y fueron muertos por agentes.

Geller y los organizadores del evento ya estaban preparados para una posible reacción violenta, pues habían contratado 40 expolicías y fuerzas de seguridad privadas, incluyendo un equipo armado de tácticas militares (SWAT) para proteger a los asistentes.

En declaraciones a la prensa, la mujer defendió la realización del evento como una cuestión de libertad de expresión, y dijo que el desembolso de más de 50 mil dólares en seguridad mostró qué tan "peligrosa y problemática" resulta cumplir esa garantía constitucional.

La Iniciativa para la Defensa de la Libertad Estadunidense y Alto a la Islamización de Estados Unidos están enlistados como "grupos de odio" por la organización de derechos civiles Centro Legal para la Pobreza del Sur.

El centro ha identificado además a Geller como la "figura más visible y llamativa del movimiento antiislámico".

Indicó que la activista reconoce no tener estudios sobre el Islam, tiene relación con personas racistas y fascistas, defiende al criminal de guerra serbio Radovan Karadzic y al gobierno de Israel, pero "ha sido fuertemente criticada por los judíos liberales".

Aunque Geller niega tener prejuicios en contra de los musulmanes, el orador principal en la conferencia de este fin de semana fue el legislador holandés Geet Wilder, quien ha pedido prohibir el Corán en su país.

El ataque armado del domingo fue condenado por líderes musulmanes y autoridades estadunidenses, pero también Geller ha sido cuestionada por sus actividades, calificadas como "deliberadamente provocadoras".

Este martes, el Estado Islámico (EI) reivindicó el atentado en Garland indicando que se trató de su primer ataque en suelo estadunidense perpetrado por sus "soldados".