Compañía La Trouppe festejará 35 aniversario con obra sobre el circo

La compañía teatral La Trouppe festejará su 35 aniversario con el espectáculo "Titerino Circus Trouppe", donde aborda el mundo circense desde su propio estilo, el cual presentará los domingos del 17 de mayo al 7 de junio en el Lunario del Auditorio Nacional.

La producción informó, en un comunicado, que se trata de una puesta en escena que gira en torno al circo donde confluyen elefantes de dos patas, un perrito que establece tremendo duelo de canto con una afamada prima dona o un trío de hermanos equilibristas que en cada acrobacia arrancan una carcajada.

La compañía dirigida por Mauro Mendoza, Sylvia Guevara y Carmen Luna, rinde un homenaje con el espectáculo al mundo del circo, en la que los célebres personajes Lady Lucas, Trupo, Toño Canica y Noni Pelusas, bailan y hacen trucos con elefantes de dos patas, perritos que cantan ópera y focas fosforescentes.

Es una fantasía musical con títeres-cirqueros en la que emerge sólida la tradición del teatro negro, que mezcla títeres y payasos, para crear un espectáculo mágico y no convencional de las artes circenses, refirieron los productores.

El humor blanco e imaginación se combinan para crear un universo hilarante respetando la estructura del circo con el original estilo de La Trouppe.

En el espectáculo, el único circo negro con humor blanco, Trupo es el jefe de pista, Lady Lucas, Pelusas y Toño Canica comparten el escenario circense con cuerdas que se mueven solas, sopranos hiperbólicas y títeres funámbulos, entre otros actos.

En 1980, para terminar su carrera en la Escuela de Arte Teatral del INBA, Sylvia Guevara y Mauro Mendoza se presentaron con su generación en el segundo Festival Latino de Nueva York, representando a México con la obra "Guadalupe Años Sin Cuenta", dirigidos por uno de los pilares de la creación colectiva colombiana: Santiago García.

Durante el festival, recibieron las clases de Enrique Buenaventura, otro gran maestro de la escena latinoamericana.

Llenos de ideas, de regreso en México, decidieron empezar una empresa que parecía un sueño: "Crear una compañía teatral independiente, de repertorio para toda la familia y con un elenco estable".

Aunque Seki Sano -el gran renovador del teatro en México- ya lo había soñado y lo llamó "Conjuntos permanentes", al parecer nadie le hizo caso en los años 60.

A pesar de que los augurios de maestros y compañeros no eran alentadores, con la premisa de trabajar en disciplinas teatrales consideradas "artes menores", los Trupos -especie híbrida nacida de las artes escénicas, juguetona y feliz- pulieron un pequeño montaje de títeres y payasos que ya funcionaba, y empezaron a rentar un local; así surgió la compañía La Trouppe el 8 de diciembre de 1980.