Plantean terminar con cambios de uso de suelo en la Cuauhtémoc

La política de desarrollo urbano en la delegación Cuauhtémoc ha dañado la calidad de vida de sus habitantes, principalmente en las colonias Condesa, Hipódromo Condesa, Hipódromo y Roma, por lo que se deben frenar los cambios de uso de suelo en esta demarcación, señaló el panista César Alberto Rodríguez,

El presidente delegacional del Comité Directivo Delegacional (CDD) en esa demarcación, del Partido Acción Nacional (PAN), sostuvo que los nuevos desarrollos habitacionales de alta densidad generan daños a las propiedades de los vecinos en los inmuebles colindantes.

Ello, provocado por los asentamientos diferenciales derivados de la extracción del agua de los mantos freáticos al momento de las excavaciones, así como por los hundimientos y socavones en el terreno; cambios en los microclimas y saturación de las vialidades.

También al incremento del déficit en la disponibilidad de cajones de estacionamiento; escasez de agua y saturación de los drenajes, añadió en conferencia de prensa, en la que estuvo acompañado de los candidatos a diputados federal por el Distrito 12, Adrián Arzate; y locales por el 9, Luis Pegueros, y 10, Pamela Ramírez.

Aunado a lo anterior, subrayó, los rascacielos que se están construyendo en torno a Reforma y Circuito Interior, aceleran el déficit en la capacidad de la infraestructura, así como de servicios urbanos, transporte y vialidades.

Consideró que esta problemática de la ciudad de México, como centro de la Macrópolis de la zona conurbada con el Estado de México, es reflejo y consecuencia de una mala planeación del desarrollo nacional.

La situación atenta contra normas relacionadas con un medio ambiente sano para el desarrollo y bienestar; el desarrollo integral y las de asentamientos humanos, entre otras.

En ese contexto, recordó que la Ley General de Asentamientos Humanos establece que entre los criterios para el desarrollo urbano deben estar la distribución equilibrada y sustentable de los centros de población y las actividades económicas en el territorio nacional.

Asimismo, la descongestión de las zonas metropolitanas y el mejoramiento de las condiciones favorables para la relación adecuada entre zonas de trabajo, vivienda y recreación.

"En consecuencia, después de la revisión del marco jurídico, en el deterioro de la calidad de vida de la población, en nuestro caso en la Ciudad de México y en particular en la delegación Cuauhtémoc, hay responsabilidad ambiental por parte de las autoridades tanto del Gobierno del Distrito Federal como del Federal", denunció.

Como ciudadanos y como miembros de un partido, dijo, nos corresponde postular a legisladores comprometidos con el desarrollo sustentable de la demarcación en favor de la comunidad, con quienes pretendemos hacer un frente común en defensa de la calidad de vida de quienes compartimos un mismo espacio urbano.

Abundó que se requieren contrapesos en los poderes legislativos federales y estatales, y se requieren fortalecer los alcances de las leyes de desarrollo urbano y de las leyes ambientales, para sancionar a los gobernantes que las han incumplido.