Mercado asegurador en México atrae a nuevas empresas

Las expectativas económicas, el nuevo marco regulatorio y el potencial de aseguramiento en el país atraen a nuevas empresas al mercado, que podrían ser tres o cuatro este año, expuso la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF).

El presidente del órgano regulador, Manuel Aguilera, dijo a Notimex que están en revisión las solicitudes que presentaron dichas compañías y que de ser autorizadas, se pasaría de 105 a 108 o 109 instituciones en el sector.

"Ahora debemos tener unas tres o cuatro solicitudes adicionales de empresas; estamos revisando las solicitudes y de ser positiva la revisión seguramente serían autorizadas este mismo año", destacó.

Sostuvo que más allá de existir un riesgo de salida de aseguradoras del mercado por la aplicación de la nueva Ley de Instituciones de Seguros y Fianzas (que una parte entró en vigor en abril pasado y el resto operará a partir de 2016), lo que sucede es que están llegando nuevas entidades.

"Siempre he sostenido que esta modificación legal no iba a ser la razón para generar un problema de consolidación en el mercado, de salida de empresa, sino al contrario, lo que estamos viendo es que el número de empresas en el mercado está incrementándose y sigue incrementándose", resaltó.

Manuel Aguilera destacó que esto se debe también a que el sector asegurador está fuertemente influido por el comportamiento general de la economía.

En la medida en que las reformas estructurales abran nuevas oportunidades de inversión en el país habrá una mayor demanda de seguros, además de que si la economía crece a un mejor ritmo, las aseguradoras lo harán por arriba de ese nivel.

Respecto a la Ley de Seguros y Fianzas, el presidente de la CNSF recordó que en abril pasado entraron en vigor dos de los tres pilares de la nueva regulación, que corresponden a revelación de la información y gobierno corporativo.

En 2016 entrará en vigor el pilar cuantitativo, que corresponde a los nuevos cálculos de reserva y capital, que conforman el esquema de Solvencia II.

Señaló que aunque este último pilar entrará en operación hasta el próximo año, las empresas ya se preparan para ello y confió en que todas las cumplirán con dicho requisito, como lo hacen con los dos primeros.

"No tenemos ya ningún problema porque como parte de la preparación para estas cuestiones cuantitativas hemos venido trabajando en estos últimos dos años, en lo que llamamos en los estudios de impacto cuantitativo, estamos terminando el cuatro y vamos a empezar en julio el cinco, que es el último", subrayó.

Puntualizó que las empresas ya se familiarizaron con los procedimientos para hacer estos cálculos, "entonces no vemos realmente ningún problema que esto entre tan bien como entró la primera parte de la Ley de los pilares dos y tres".