Woods vive días brutales, pero es capaz de buscar mejor rendimiento

El otrora número uno del mundo en el golf, el estadunidense Tiger Woods, expresó hoy que vive días muy duros y brutales, pero se siente feliz de ser capaz de reencontrar su mejor rendimiento desde ahora.

El pasado domingo se cumplió un año más de la muerte de su padre y ese mismo día anunció, conjuntamente con la esquiadora Lidsey Vonn, el fin de la relación por casi tres años.

"Es difícil, no hay duda. No voy a mentir acerca de eso. Está duro. No he dormido. Estos tres días han sido brutales para mí", declaró en conferencia de prensa, de cara a su participación en The Players Championship.

Expresó que siempre tiene que lidiar con situaciones fuera de campo, pero al "estar dentro de las cuerdas es el momento de dar el primer golpe y de jugar. Me concentró, me meto en mi pequeño mundo, mi pequeña zona y hago lo mejor que sea posible (para ganar)".

De cara a la competencia que se va a desarrollar del jueves al domingo, explicó que llega con algunos cambios en su swing, por lo cual pidió tiempo para llegar a perfeccionarlo, pero está confiado en que lo hace bien, en su juego corto.

"Estoy contento con mi juego corto. Estoy feliz de que soy capaz de crear y encontrar mi swing y ponerlo donde yo quiera y ser capaz de utilizar el rebote correctamente", enfatizó el campeón de este torneo en 2013.