"Raspar cupos" es el trabajo más popular hoy en Venezuela

"Raspar cupos" y el "bachaqueo" son hoy los dos trabajos más populares en Venezuela y mediante los cuales se pueden obtener buenas ganancias fácilmente, afirma el economista privado Rafael Veracierta.

"En ambas actividades se pueden lograr en una semana el equivalente a un año de trabajo", precisó el catedrático jubilado de la Universidad de Oriente (UDO), y ex asesor del extinto Banco Nacional de Descuento (BND).

Veracierta, en diálogo con Notimex explicó que el "raspa cupos", basa su actividad en conseguir dólares oficiales baratos para viajar al exterior y luego venderlos en el país seleccionado, y así obtener altos beneficios.

"El que se dedica al ´bachaqueo´ compra productos regulados en los mercados oficiales y luego los vende en Colombia o aquí mismo a precios astronómicos, valiéndose de la acentuada y prolongada escasez de productos alimenticios que estamos viviendo", añadió.

El analista resaltó que las ganancias obtenidas por ambos "trabajadores" ha estimulado a gran parte de la población a dedicarse a estas actividades, bochornosas, pero rentables, y no a trabajar y producir en el país.

Recordó que el fenómeno de los "raspa cupos" se originó al mantenerse un tipo de cambio fijo, artificialmente bajo, en una economía inflacionaria.

Detalló que aunque a principios de año se anunciaron modificaciones al sistema cambiario, las divisas destinadas al cupo de viajeros se mantienen en una tasa de 12 bolívares por dólar, lo que representa una oportunidad de obtener dólares a un precio absurdamente bajo.

"Si a ello se suma que los salarios crecen a un ritmo muy inferior a la inflación, por lo que se pierde la capacidad de compra de los trabajadores, existen fuertes estímulos a viajar para comercializar en el mercado negro los dólares asignados".

Veracierta manifestó que una investigación realizada por el economista Francisco Allen, reveló que las ganancias obtenidas por los "raspa cupos" en algunos casos puede sobrepasar los 300 mil bolívares en un viaje.

"El desequilibrio existente es tan grande, que por ejemplo, una persona que comienza a trabajar devengando un salario mínimo obtiene 106 mil bolívares al año, incluyendo utilidades, prestaciones, bonos vacacionales y de alimentación y otros", afirmó.

"Pero si esa misma persona realiza un viaje de ocho días a Guyana, por ejemplo, que admite un cupo de tres mil dólares, puede obtener un ganancia neta cercana a los 340 mil bolívares, al vender los dólares sobrantes después de haber cancelado sus consumos en el exterior".

Dijo que de esta manera, un viaje de ocho días puede generar a un empleado que percibe salario mínimo, aproximadamente 220 por ciento más que un año completo de trabajo.

Finalmente destacó que el gobierno nacional debe tomar medidas para evitar distorsiones como la de los "raspa cupos", que deterioran la productividad del país y promueven la corrupción.