Denuncian a presidente municipal francés por fichar a niños musulmanes

La Procuraduría de Béziers, en el sur de Francia, abrió hoy una investigación preliminar contra el presidente municipal de esa localidad, el ultraconservador Robert Ménard, por haber realizado un censo de niños musulmanes en el municipio.

En una entrevista en la televisora pública France 2, Menard, quien fue elegido alcalde con el apoyo del partido ultraderechista y xenófobo Frente Nacional (FN) confesó que disponía de estadísticas de los escolares de su poblado en función de su confesión religiosa.

De acuerdo a sus datos, el 64.6 por ciento de los estudiantes de primaria de Beziers son de confesión musulmana.

"Tengo, salón de clase por salón de clase, los nombres de los niños. Sé que no tengo el derecho de hacerlo pero lo he hecho", comentó el controvertido presidente municipal, envuelto regularmente en numerosas polémicas.

En Francia, las estadísticas étnicas están prohibidas por una ley del 6 de enero de 1978.

La ley francesa precisa que "está prohibido tratar datos de carácter personal que muestren los orígenes raciales o étnicos, opciones filosóficas, políticas o religiosas, la pertenencia a sindicatos o sobre la salud o la vida sexual de estas".

El primer ministro francés, el socialista Manuel Valls, consideró "vergonzoso" que el alcalde de Béziers haya hecho la estadística.

"La República (francesa) no hace NINGUNA distinción entre sus hijos" publicó y firmó este martes el jefe de gobierno galo en su cuenta twitter.