> Plantea González Pérez política de vivienda basada en derechos humanos

Plantea González Pérez política de vivienda basada en derechos humanos

El ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, planteó fortalecer y consolidar una política integral de vivienda y desarrollo urbano en México, sustentada en los derechos humanos.

En un comunicado, destacó la importancia de generar estrategias que permitan que los sectores más pobres de la población tengan acceso a la vivienda, "el reto es privilegiar los aspectos y consideraciones sociales de este derecho sobre el resto de los derechos económicos".

El titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) agregó que su cumplimiento debe ser vigilado y garantizado por el Estado mexicano, obligación que no sólo recae en el Infonavit, sino que debe ser asumida mediante un esfuerzo articulado y conjunto por los demás institutos y organismos de vivienda de todo el país.

González Pérez expresó lo anterior durante la firma del Convenio General de Colaboración que suscribieron la CNDH y el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), que encabeza Alejandro Murat Hinojosa.

Con este convenio llevarán a cabo actividades conjuntas encaminadas a impulsar el conocimiento, observancia, estudio, divulgación, capacitación y asesoría en materia de derechos humanos, en beneficio de los derechohabientes, acreditados, personal y usuarios del instituto.

En la sede del Infonavit, Gutiérrez Pérez dijo que la obligación estatal respecto del derecho a la vivienda se satisface de acuerdo con lo previsto en el Artículo 4° Constitucional, mediante el establecimiento y operación de los instrumentos y apoyos necesarios.

Con ello, detacó, el Infonavit se erige como uno de los conductos principales para contribuir a que ese derecho se haga efectivo para el mayor número de mexicanos.

Apuntó que el Comité de la Naciones Unidas de Derechos Económicos, Sociales y Culturales ha subrayado que el derecho a una vivienda adecuada no se debe interpretar en un sentido estricto o restrictivo, sino como el derecho a vivir en seguridad, paz y dignidad en alguna parte.

En ese sentido destacó el papel del Infonavit, al ser el conducto por el cual se puede contribuir a materializar el acceso y vigencia a otros derechos humanos directamente relacionados con la vivienda, como el derecho al agua, la educación, la salud, el esparcimiento e Internet.

En tanto, Murat Hinojosa mencionó cuatro elementos fundamentales del convenio signado: se promoverá, junto con la CNDH, la semana de Derechos Humanos de la Vivienda en el instituto, la primera de cualquier institución del gobierno mexicano.

El Infonavit atenderá con celeridad las quejas que reciba la Comisión no sólo en el tema de derechos humanos, además de que se creará en el instituto un área de atención específica para darle seguimiento a las inquietudes de los derechohabientes y de cualquier grupo que interactúe con la institución.

Indicó que acompañando el precepto específico de la cobranza social se elaborará un decálogo de derechos que garantice de manera clara, junto con la comisión, el derecho fundamental a la vivienda.

Asimismo, el Infonavit continuará trabajando en la parte de la capacitación, promoción y divulgación a su interior para seguir construyendo una cultura de los derechos humanos ente sus cuatro mil 100 trabajadores.