La presión y lo mental pasó factura a U. de G., dice Alfonso Sosa

La presión y lo mental han sido algunos de los principales inconvenientes que atravesó Universidad de Guadalajara en este Torneo Clausura 2015 de la Liga MX para seguir metido con graves problemas de descenso.

Así lo dio a conocer el técnico Alfonso Sosa, quien lamentó el hecho de no poder vencer este domingo a Veracruz y con la derrota sufrida dejaron su salvación en manos de Puebla, algo que se definirá la próxima semana.

"(El buen juego) pasa mucho por la cabeza, por lo mental, por la tranquilidad que puedan tener los jugadores", declaró el DT del cuadro tapatío en conferencia de prensa.

Recalcó que es complicado que su equipo funcione de la mejor manera, ya que la quema del descenso mete presión a sus pupilos y en momentos determinantes a veces se generan los errores.

"Esta situación es la peor (jugarse el descenso). Buscamos cómo manejar la presión, no es nada fácil", indicó Sosa, quien advirtió que "por garra, por determinación, por corazón, no va a quedar".

Declaró que la derrota de 2-1 contra Tiburones Rojos en el estadio Jalisco simplemente "fue el espejo de muchos partidos. Tenemos para empatar o ganar pero no tenemos la tranquilidad para meterla".

Ahora Leones Negros deberá vencer en la próximo semana a Cruz Azul en el estadio Azul y esperar que Puebla caiga en su visita contra Santos Laguna, si esta combinación no se da, U. de G. regresará al Ascenso MX un año después de subir a Primera División del futbol mexicano.