Crece 46 veces patrimonio de Néstor y Cristina Kirchner en 14 años

La polémica sobre la riqueza de la pareja política más importante de este país, Néstor Kirchner y Cristina Fernández, se reavivó hoy luego de que un programa revelara que su patrimonio creció 46 veces entre 1995 y 2010.

El programa opositor "Periodismo para todos" detalló las declaraciones patrimoniales que los Kirchner presentaron en ese periodo, cuando él ya era gobernador de la provincia de Santa Cruz y ella senadora nacional.

Los datos provienen, en parte, de la investigación por presunto enriquecimiento ilícito que se abrió en contra de Kirchner en 2004, un año después de que asumiera la presidencia, pero que luego fue cerrada por falta de pruebas.

El enriquecimiento de los Kirchner es motivo permanente de debate en Argentina, ya que los opositores suelen relacionar su patrimonio con la corrupción, mientras que los simpatizantes justifican su fortuna.

Tan sólo entre 2003 y 2009, es decir, desde el primer año del gobierno de Kirchner hasta los dos primeros años de gobierno de su esposa, la riqueza de la pareja creció de 1.7 a 14 millones de dólares.

Los Kirchner comenzaron a amasar gran parte de su patrimonio a principios de los años 80, cuando aun gobernaba la dictadura militar en Argentina, gracias a que compraron decenas de propiedades en la patagónica provincia de Santa Cruz.

Sin embargo, ya en el gobierno se consolidaron como millonarios, tanto, que en su última declaración patrimonial correspondiente a 2012, Fernández de Kirchner se consolidó como la gobernante más rica de América Latina, sólo después del chileno Sebastián Piñera.

Según su declaración jurada, la fortuna personal de la presidenta asciende actualmente a 8.4 millones de dólares y 28 propiedades, en tanto que la herencia que dejó Kirchner, fallecido en octubre de 2010, fue repartida entre sus dos hijos.

En el programa televisivo se destacó el hecho de que los Kirchner comenzaran a construir su patrimonio a fines de los años 70 gracias al despacho de abogados que montaron en Santa Cruz y con el cual compraron varias propiedades que alquilan desde entonces.

Sin embargo, destacó que el verdadero enriquecimiento vino de la mano de la política, ya que en 1995, Néstor dijo haber ahorrado 120 mil pesos y declaró casi dos millones más en cuentas bancarias, más 657 mil en una cuenta corriente.

Las cifras en ese momento equivalían a dólares, ya que regía la llamada convertibilidad que colocaba al peso argentino en un valor uno a uno con el dólar.

Según sus declaraciones juradas, en el año 2000 los Kirchner tenían ya cuatro millones 424 mil 940 pesos (o dólares) en sus cuentas bancarias, pero en 2001, año de la gran crisis económica argentina, depositaron sus ahorros en una cuenta en el exterior.

Gracias a esa decisión, salvaron el valor de su dinero y para el año 2002, cuando el peso argentino se devaluó y pasó a estar tres a uno con el dólar, los Kirchner contaban con un patrimonio de un millón 815 mil dólares, que se multiplicó desde entonces.