ALDF aprueba inhabilitar a empresas que fallen en obras públicas

El pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó reformas a la Ley de Obras Públicas que inhabilita a las empresas que incurran en retrasos, incumplimiento e inacción en obras públicas de la ciudad para evitar casos como la Línea 12 del Metro.

Al presentar el dictamen, el diputado local del Partido Acción Nacional (PAN) Héctor Saúl Téllez explicó que con las modificaciones la sanción subsistirá hasta que el contratista subsane las deficiencias o insuficiencias de la obra objeto del contrato.

Abundó que esa reforma tiene como finalidad poner un alto a las constructoras que han fallado en sus propósitos y que siguen participando de manera simultánea en otros procesos de construcción de obra pública sin entregar correctamente lo que previamente se les había encargado.

Ejemplificó el incumplimiento y las irregularidades en el año 2004 por contratistas en la construcción de los segundos pisos del Periférico.

Así como el caso de incumplimiento, retraso e irregularidades en la Línea 12, las cuales han producido una afectación a más de 400 mil usuarios diarios y pérdidas económicas superiores a los mil 500 millones de pesos, expuso.

"Resulta paradójico que, en ambos casos los consorcios asociados con empresas constructoras que se formaron han sido los mismos que el gobierno ha contratado para arreglar los desperfectos, expuso.

Comentó que habría congruencia si estas empresas resolvieran las fallas que causaron de manera gratuita o por medio de alguna póliza.

"Pero no, caemos en el absurdo de que se les asignan contratos millonarios nuevamente; es decir, hay una triple ganancia: ganan por construir, ganan por reparar y siguen ganando aún sin terminar", sostuvo.

Por otro lado, el pleno de la ALDF aprobó una nueva Ley de Presupuesto Participativo en la Ciudad de México que pretende rediseñar el modelo actual aumentando el monto asignado a cinco por ciento del Presupuesto de Egresos total de las delegaciones.

La diputada local Claudia Cortés explicó que la nueva ley trasladará a las asambleas ciudadanas algunas facultades que hoy tiene la ALDF, como proponer, discutir y elegir proyectos del Presupuesto Participativo que sean viables para beneficio de las colonias.

El nuevo ordenamiento establece que se asignarán los recursos con base en un parámetro que mida el número de habitantes y su desarrollo económico para erradicar la iniquidad que existe entre colonias en la asignación del presupuesto.

Además, el presupuesto participativo podrá ejercerse en proyectos zonales o regionales y no solamente por colonia, barrio o pueblo originario; es decir que si varias colonias o barrios quieren unir su presupuesto participativo para una obra de impacto zonal podrán hacerlo.

En otro tema, el pleno de la ALDF aprobó una modificación al Artículo 41 de a la Ley de Desarrollo Urbano local que tiene como objetivo multar a los desarrolladores inmobiliarios que violen el uso de suelo con construcciones más altas de lo permitido.

La diputada Priscila Vera, del PAN, detalló que con la reforma la multa que se les impondrá es 35 por ciento del valor comercial, respecto a la totalidad de obra construida.

En tanto, el valor comercial tendrá que ser determinado por un perito valuador debidamente registrado en la Tesorería del Distrito Federal.

Expuso que los desarrolladores han adoptado como modus operandi violar el uso de suelo construyendo edificios o desarrollos más altos de lo permitido para luego solicitar a la ALDF una modificación, lo que permitía legalizar una construcción que violaba la ley sin que mediara sanción alguna.