Rafael Barajas hace revisión crítica del trabajo de Posada

El caricaturista mexicano Rafael Barajas "El Fisgón" hace una revisión al trabajo del grabador José Guadalupe Posada en su libro "Posada, mito y mitote. La caricatura política de José Guadalupe Posada y Manuel Alfonso Manilla".

El libro editado por el Fondo de Cultura Económica (FCE) se presentará mañana en el Salón Haroldo Conti, en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Buenos Aires, donde la Ciudad de México es invitada de honor.

Rafael Barajas comentó que los grabadores del Taller de Gráfica Popular, Leopoldo Méndez o José Chávez Morado, se equivocaron al crear una escuela a partir del trabajo del caricaturista ya que carecía de bases sólidas.

De acuerdo con la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, el caricaturista refirió que el creador de "La Catrina" no fue revolucionario anti-porfirista ya que fue proletariado la mayor parte de su vida y "su obra se inscribe dentro de los cánones dominantes del Porfiriato".

Afirmó que Posada es uno de los artistas más conocidos y queridos del país, además destacó la importancia para la caricatura en los siglos XX y XXI, así como a "La Catrina" como ícono nacional.

Respecto al tema de la caricatura política mexicana, "El Fisgón" comentó que se encuentra en un buen momento debido a que se ampliaron los márgenes de libertad de expresión en la prensa a fines del siglo XX.

De igual forma, Barajas habló sobre la trayectoria del caricaturista mexicano Gabriel Vargas, creador de "La Familia Burrón", en la mesa "100 años de Gabriel Vargas: La Familia Burrón".

Señaló que el surgimiento de la Familia Burrón fue por una apuesta que le hicieron al artista, asegurándole que no podría crear un nuevo personaje que fuera igual de impactante que "Don Gilemón".