Con danza, teatro y bel canto narran la historia de "Mingus"

La historia de un niño que es castigado por abusar de la tecnología y televisión, es contada con bel canto, danza y teatro en la ópera infantil "Mingus", que se estrenará el próximo domingo en el Centro Cultural Un Teatro, Alternativa Escénica.

La obra escrita y dirigida por Raúl Tamez estará en temporada todos los domingos del mes de mayo, en el espacio escénico en la colonia Condesa, para abordar un temas actual como lo es el uso de Internet.

Esta propuesta escénica apela a la idea de que no hay que abusar de las nuevas tecnologías, sino sacarles provecho, no solo enfocarse en la diversión.

El montaje invita a los espectadores a respetar los tiempos con la familia y no aislarse, pues ante todo están los valores que un niño va aprendiendo en la escuela, pero sobre todo en la familia que es el núcleo en que el infante debe de absorber los conocimientos que le van inculcando sus padres.

En la historia participan el niño Leonardo González, de 10 años de edad, acompañado por la soprano Clara Romero y el tenor Juan Felipe Gallegos, así como la actriz Arantza Muñoz y el bailarín Carlos Martínez.

Cuando "Mingus" se encuentra en la oscuridad de su cuarto, luego de ser castigado por su madre, escucha unas voces en el espejo que cruza para encontrarse con personas tan extrañas como los reyes Climenestre y Consolata, así como Lafunccile y Antonela.

Los reyes Climenestre y Consolata manejan el orden y el tiempo, respectivamente, así que guían al niño a la ópera, teatro y danza, que aunque no se dedique profesionalmente a estas artes, si lo ayudará como persona en su desarrollo hasta que llegue a la vida adulta.

La propuesta cuenta con una escenografía sencilla que incluye un gran marco de un espejo, sillas y dos torres grandes donde están los aposentos de los reyes, lo necesario para que los actores lleven al público al mundo extraño de esos seres ocultos en un espejo.