Suicidios de jóvenes indígenas aumentan de forma "alarmante": ONU

La tasa de suicidios entre jóvenes indígenas en el mundo ha "adquirido proporciones alarmantes" en los últimos años, debido no sólo a la pobreza sino a la violencia cultural y ambiental que sufren de forma cotidiana, alertó la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En un documento difundido en el marco del Foro Permanente de la ONU para las Cuestiones Indígenas, celebrado del 20 de abril al 1 de mayo, el organismo destacó que "la auto-lesión y el suicidio entre los jóvenes indígenas son problemas que han adquirido proporciones alarmantes".

El documento apuntó que los factores de riesgo de suicidio entre los jóvenes indígenas son similares a los de la juventud en general, aunque distinguió varios elementos únicos, como los efectos de la colonización, y la desposesión de tierras, territorios y recursos naturales.

La ONU también señaló como factores las políticas gubernamentales de asimilación forzada, lo que "causa estrés y marginación", además de las formas contemporáneas de discriminación, como los niveles desproporcionadamente elevados de pobreza y desempleo entre indígenas.

En ese sentido, la ONU ha establecido que pese a que las personas identificadas como indígenas en el mundo constituyen sólo el 5.0 por ciento de la población, cuentan por el 15 por ciento de los pobres a nivel mundial.

Representantes aborígenes de todo el mundo han ofrecido estadísticas y sobrecogedores testimonios en el Foro de la ONU respecto a la tasa de suicidio entre sus jóvenes, un fenómeno que varios de ellos han calificado como una "epidemia".

Los aborígenes de Australia, por ejemplo, son seis veces más proclives a cometer suicidio que los ciudadanos no autóctonos de este país.

En este año, 17 indígenas jóvenes de Colombia han cometido o tratado de cometer suicidio. En este mismo periodo, 15 jóvenes de la etnia Lakota se han quitado la vida en su reservación en Dakota del Sur, según sus representantes.

En las comunidades Maskwacis Cree, de Canadá, se han registrado 40 suicidios desde octubre pasado, en tanto que las comunidades sami, de Escandinavia, reportan también un alto grado de muertes auto-infligidas entre sus jóvenes.

Esha Hoferer, representante de la Asamblea Global de la Juventud Indígena, enumeró otros factores del alto suicidio entre jóvenes indígenas: la pérdida y el rechazo de la identidad, la destrucción de los idiomas y prácticas culturales tradicionales y la violencia ambiental.

Hoferer asentó además el impacto de las "imágenes negativas de los pueblos indígenas perpetuadas en los medios de comunicación", así como la constante discriminación racial y cultural.

"Todo esto contribuye a las auto lesiones y a la alta tasa de suicidios entre los jóvenes indígenas en todo el mundo. En muchas regiones éstas han alcanzado proporciones de epidemia", aseveró.

Algunos indígenas han detectado un vínculo entre el alza de los suicidios entre jóvenes y la creciente actividad de las industrias extractivas en sus territorios, de acuerdo con Kandi Mossett, representante de la Red Indígena Ambiental.

"Cuando vemos a los gobiernos, industrias extractivas y corporaciones multinacionales violando y destruyendo a la Madre Tierra, de manera simultánea se destruye nuestra esperanza por el futuro y se reducen nuestras ganas de vivir", declaró Mossett.

En ese sentido Bill Means, del Concejo sobre los Tratados Internacionales de los Indios, de la reservación Lakota, declaró a Notimex que el suicidio entre jóvenes es un "fenómeno nuevo" que resulta extraño a la cultura de la etnia a la que pertenece, y que no se explica sólo por la pobreza.

Means señaló que el más sagrado sitio para los Lakota, donde según su cosmogonía fue creado el universo, son las "Colinas negras" que han sido objeto constante de extracción y saqueo, incluidas las industrias del petróleo y de mineras que buscan oro y uranio.

"Sí, creemos que la gente joven de estos pueblos se pregunta si tiene alguna esperanza. El suicidio ha sido para muchos de ellos una respuesta, y una manera de protestar sobre las violaciones constantes de los tratados y de los derechos de nuestros pueblos", precisó Means.