Destacan colaboración de donadores altruistas de sangre en QRoo

La colaboración de donadores altruistas al Centro Estatal de Transfusión Sanguínea garantiza el abasto de plasma a los hospitales, señaló su titular Mauro Rosas.

El funcionario estatal detalló que en el primer trimestre del presente año acudieron a los tres bancos de sangre y dos puestos de sangrado de los Servicios Estatales de Salud más de tres mil 700 donadores, con lo cual fue posible contar con cinco mil 772 unidades de sangre.

"Es importante ayudar, ya que no sabemos si mañana algún familiar necesite de este líquido tan vital", expresó.

Destacó que todos los días acuden a donar sangre un promedio de 50 personas, pero no todos son aptos, por lo que incluso en el primer trimestre se rechazó a mil personas debido a que no reunían el perfil.

"En general lo que pedimos es que vengan sanos, porque le van a dar su sangre a una persona que tiene el sistema inmune bajo y no queremos aumentar el riesgo, por lo cual esperamos la comprensión de las personas que no pudieron donar por no cubrir los requisitos de salud", aclaró.

Mencionó que cuando el Banco de Sangre cuenta con las unidades de plasma suficientes se les avisa a las personas que acuden de manera voluntaria que en ese momento no podrán donar ya que las células sanguíneas con todo el tratamiento y la utilización de los equipos más avanzados no pueden durar más de 25 días.

Agregó que con mucha anticipación a ese tiempo se utilizan las unidades de sangre para los hospitales que lo solicitan y cuando su número en almacenamiento desciende a ciertos niveles nuevamente se convoca a los donadores altruistas para contar con nuevas unidades de plasma.

Al respecto, Mauro Rosas destacó el alto espíritu solidario de los quintanarroenses al responder a los llamados para donar sangre.

Detalló que durante la donación se extraen 480 mililitros de sangre, la cual se fracciona para obtener plasma, plaqueta y globulina antihemofílica, en beneficio de hasta cuatro pacientes.

También explicó que para ser donador es necesario pesar más de 50 kilogramos, tener 18 años o más de edad, acudir con un mínimo de seis horas de ayuno, no estar desvelado, no presentar infecciones respiratorias o dermatológicas en la zona donde se inyecta la aguja para extraer la sangre.

Asimismo, no padecer enfermedades de transmisión sexual, no haberse vacunado en el último mes, y las mujeres no deben estar en periodo de menstruación, lactancia o embarazo.

El Centro Estatal de Transfusión Sanguínea mantiene un padrón de mil donantes, cifra superior a la que tenía en años anteriores.