Economía muestra crecimiento sólido en contexto global volátil

Durante el primer trimestre de 2015, la economía mexicana mostró indicadores consistentes con un crecimiento sólido, en un contexto internacional complejo y volátil, afirmó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP)

El jefe de la Unidad de Planeación Económica de la Hacienda Pública, Luis Madrazo Lajous, destacó que las finanzas públicas registraron sólidos ingresos, y en el primer trimestre fueron 92 mil 997 millones de pesos mayores a lo previsto, pero apoyados por factores coyunturales.

"Son sin duda una sorpresa positiva, pero tenemos que ser cautos, por la naturaleza no recurrente de los ingresos", explicó en la presentación de los informes de la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública al primer trimestre de 2015.

Detalló que en el primer trimestre los ingresos presupuestarios fueron mayores en 92 mil 997 millones de pesos respecto al monto previsto en la Ley de Ingresos de la Federación, los cuales se generaron en circunstancias excepcionales y no marcan una tendencia para el resto de 2015 y ejercicios posteriores.

Estos recursos no recurrentes son resultado del entero de recursos del Banco de México (Banxico) por su remanente de operación; el producto de la concesión para crear una cadena de televisión de cobertura nacional, así como a efectos asociados a las disposiciones tributarias aprobadas en 2013, refirió.

Subrayó que estos 92 mil 997 millones de pesos "se trata de un ingreso temporal no recurrente, que no puede suplir una caída permanente asociada al comportamiento mundial en los precios del petróleo".

Madrazo Lajous resaltó que, a pesar de un entorno internacional complejo, en el periodo enero-marzo de este año la economía mexicana tuvo un desempeño favorable, con un ritmo de crecimiento mayor que al cierre de 2014.

Señalo que México sigue destacando entre las economías emergentes por un ajuste ordenado de sus variables financieras, en un entorno de alta volatilidad en los mercados financieros internacionales.

Apuntó que durante el primer trimestre se observó una apreciación generalizada del dólar, principalmente como consecuencias de políticas monetarias divergentes entre las principales economías avanzadas.

Al respecto, refirió, al cierre de marzo pasado el tipo de cambio se ubicó en 15.26 pesos por dólar, lo que implicó una depreciación de 3.5 por ciento respecto al nivel del cierre de 2014, pero el peso se apreció 8.9 y 16.1 por ciento frente al euro y al real brasileño, respectivamente.

Indicó que a pesar de la desaceleración en el ritmo de crecimiento de la economía de Estados Unidos en el primer trimestre de este año, las exportaciones no petroleras de México registraron un crecimiento anual de 6.2 por ciento.

No obstante, dijo, se anticipa que la economía estadounidense recupere dinamismo en lo que resta del año, lo que impulsaría en mayor medida a las exportaciones mexicanas, además de que la demanda interna de México registra señales de recuperación, tanto en el consumo como la inversión.

Por otra parte, resaltó que durante el primer trimestre de 2015 se fortalecieron los ingresos y con ello, las finanzas públicas mexicanas, en beneficio de la estabilidad macroeconómica, pero insistió que este mejor desempeño respecto a lo esperado se explica parcialmente por factores coyunturales con un carácter no recurrente.

Informó las finanzas públicas registraron un déficit público de 100 mil 417 millones de pesos durante el primer trimestre, resultado congruente con el monto anual aprobado por el Congreso de la Unión para el presente año.

Expuso que los ingresos presupuestarios fueron superiores en 9.3 por ciento al primer trimestre, resultado del crecimiento real anual de 32 por ciento en los ingresos no petroleros, que compensó la reducción de los ingresos petroleros de 42.6 por ciento.

En tanto, durante el primer trimestre de 2015, el gasto neto presupuestario del sector público aumentó 11.9 por ciento real respeto a igual periodo del año pasado, y estuvo orientado a apoyar la actividad productiva y el bienestar de la población más vulnerable.

Indicó que el gasto programable se incrementó 13.7 por ciento en el primer trimestre y destacó una disminución en servicios personales de 2.0 por ciento, comportamiento en línea con el ajuste preventivo del gasto anunciado para 2015.