Pabellón de México en ExpoMilán será inaugurado este viernes

Inspirado en el "totomoxtle" (hoja de mazorca, en náhuatl), el pabellón de México en la ExpoMilán 2015 será inaugurado mañana viernes por los secretarios mexicanos de Economía, Ildefonso Guajardo, y de Turismo, Claudia Ruiz Massieu.

La fachada principal del pabellón fue proyectada por el arquitecto mexicano Francisco López Guerra y ofrece al público un viaje alegórico al interior de una mazorca de maíz, símbolo de la cultura gastronómica mexicana y la base alimenticia de su población.

"La semilla de un nuevo mundo: comida, diversidad, patrimonio" es el tema del pabellón que constituye un homenaje al maíz y su relación con el ciclo de la vida, la sustentabilidad ambiental y la cadena alimenticia.

El tema de la ExpoMilán 2015, que será abierta oficialmente este viernes, es "Alimentar al planeta. Energía para la vida" y se convertirá en una vitrina internacional para que 145 países muestren lo mejor de sus tecnologías para dar garantizar alimentos sanos, seguros y suficientes para todos los pueblos.

De acuerdo con la oficina de prensa del pabellón mexicano, sus paredes fueron realizadas con fibras naturales transparentes, que filtran la luz natural de día, iluminando los espacios; mientras que por la noche, la luz artificial hace brillar el pabellón con una cálida luz.

El espacio, de mil 910 metros cuadrados, es una estructura de seis niveles que están conectados entre sí por un sistema de rampas helicoidales, que se inspiran en las antiguas terrazas de cultivo y el ingenioso sistema hidráulico-agrícola del imperio del rey Nezahualcóyotl, el "rey poeta" (1427-1472).

Los contenidos del pabellón muestran a los visitantes una síntesis de la amplia producción cultural del país, en un diálogo constante con temas de alimentación, sustentabilidad y energía vital.

Bajo estas premisas, el hilo conductor se define por dos ejes: diversidad (ecológica, gastronómica, estética) y legado (el conocimiento y las prácticas tradicionales) con el objetivo de destacar la continuidad entre las prácticas milenarias y las contemporáneas en la cultura de la alimentación.

Al atravesar la rampa de ingreso, en el corazón del Pabellón nace Lluvia, una cascada alimentada por un flujo circular de agua realizada por la artista visual María José de la Macorra.

En el Nivel 3, mediante una exhibición de imágenes se da a conocer la rica biodiversidad de México. En el Nivel 5 se podrán apreciar obras características de la cultura prehispánica como la escultura Macuilxóchitl (Señor Cinco Flor) y esculturas contemporáneas en obsidiana.

El recorrido continúa al Nivel 7, donde se puede apreciar el hilo conductor que une la vida y la tierra pasando por la cultura de la alimentación.

En este nivel se encuentra el espacio donde cada uno de seis estados mexicanos presentarán durante un mes sus muestras.

Al fondo de la sala, en el set gastronómico digital e interactivo, los chefs mexicanos más prestigiados a nivel internacional guían a los visitantes por la riqueza de los ingredientes y las recetas que han posicionado a la cocina mexicana entre las más famosas del mundo.

La penúltima rampa, circundada por cactus y rehiletes típicos en dimensiones extraordinarias, lleva a la terraza (Nivel 9), mientras que en el Nivel 11 está el restaurante "Bésame mucho", donde será posible degustar los platillos de la auténtica cocina mexicana.

Según el programa oficial, el pabellón será inaugurado por los secretarios de Economía y Turismo de México, además del director general de ProMéxico, Francisco González Díaz, el director ejecutivo de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Juan Manuel Valle Pereña.

También estarán presentes el embajador mexicano en Italia, Miguel Ruiz Cabañas, el arquitecto Francisco López Guerra y el curador del pabellón, Erik Orlando Castilo Corona.