Mueren 25 yihadistas del EI por explosión de arsenal en Siria

Al menos 25 militantes del grupo yihadista Estado Islámico (EI) murieron hoy y unos 20 más resultaron heridos por una explosión en un depósito de armas y municiones en la oriental provincia siria de Der-Ezzor, cuyas causas se desconocen.

El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH) informó que la detonación se registró en un arsenal improvisado que el grupo islamista radical estableció en la ciudad de al-Myadin, en Der-Ezzor, que es disputada por el EI y las fuerzas leales al presidenta Bashar al-Assad.

"Una gran explosión en al Mayadin fue seguida por varias explosiones más pequeñas", destacó el OSDH, un grupo opositor sirio que reporta de manera cotidiana la situación del conflicto en Siria, en un reporte divulgado en su página en Internet.

El grupo humanitario destacó en su reporte que no está claro si las explosiones fueron causadas por un ataque o un accidente, pero que es muy probable que el número de muertos suba, ya que un gran número de heridos se encuentran en estado grave.

La guerra civil en Siria, que se inició hace más de cuatro años, ha provocado la muerte de más de 200 mil sirios y el desplazamiento de unos 11 millones más, que son víctimas de una grave crisis humanitaria, según estimaciones de agencias de las Naciones Unidas (ONU).

Grandes partes de Siria, incluida la oriental provincia de Deir Ezzor está bajo el control del Estado Islámico (EI), conocido en el mundo por la brutalidades con la que suele ejecutar a sus rehenes extranjeros, las cuales ha divulgado por Internet.

De acuerdo con el opositor Observatorio sirio de los Derechos Humanos (OSDH), al menos 130 personas fueron ejecutadas por el grupo extremistas en las provincias sirias de Alepo, al-Raqqa, Der-Ezzor, al Hasakah, Homs y Hama, entre los pasados 28 de marzo y 29 de abril.

De los 130 ejecutados por el EI, 92 eran civiles, quienes fueron declarados culpables, según las leyes islámicas, de diversos cargos, entre ellos robo, espionaje, la práctica de magia negra, actos homosexuales e insulto a Alá (Dios islámico).

El grupo destacó que de las ejecuciones de civiles que tiene documentadas, 11 de ellas correspondieron a mujeres y tres a menores, quienes murieron quemados vivos, por el tiro de gracia o devorados por animales hambrientos.