Informal el 90% del arrendamiento de viviendas en México

En México hay 5.4 millones de viviendas en arrendamiento, entre departamentos y casas habitación, de los cuales el 90 por ciento no reporta impuestos y se encuentra en la informalidad, cifra que se ha acrecentado en los últimos años, estimó Federico Sobrino, presidente del Instituto de Administradores de Inmuebles (IAG).

El organismo que apoya la mejora continua del servicio de administración inmobiliaria y administra alrededor de 50 mil inmuebles en renta en todo el país, destacó que es importante formalizar al sector, tanto en el aspecto de contratos como en el mantenimiento de los mismos, pues varios son abandonados por deterioro.

Sobre esto último, dijo que el IAG proyecta concretar un convenio con Doctor Solución, franquicia brasileña de remodelaciones y reparaciones en México, pues es una empresa que formaliza ese segmento y que podría apoyar en el objetivo de detener el deterioro de inmuebles en diversas entidades.

Y es que algunos son abandonados por sus dueños por deterioro. Tan solo el Infonavit tiene reportadas 400 mil viviendas abandonadas de las cuales se ha logrado recuperar 60 mil y es algo que también se puede detener, consideró Sobrino Bracamontes.

Por ello, dijo, se buscará un acercamiento con Doctor Solución, como la principal empresa en México en este segmento que ofrece garantías y factura de las reparaciones y ampliaciones que lleva a cabo, un elemento que también apoyaría la formalidad en el arrendamiento inmobiliario.

"Cifras del INEGI describen que hay 5.4 millones de inmuebles en renta pero también que hay 2.8 millones de viviendas prestadas, que deben ser arrendamientos disfrazados", resaltó Sobrino Bracamontes en entrevista.

"Los que pagan impuestos son muy pocos; consideramos que de los 5.4 millones de inmuebles, más del 90 por ciento es arrendamiento informal", por lo que para solucionar esta informalidad se necesita voluntad política para hacer los cambios respectivos y con ello revertir esa situación.

Entre estos cambios estaría el de generar un porcentaje de deducibilidad del arrendamiento, o incentivos fiscales para que los dueños hagan contratos formales y den más certidumbre también al inquilino.

Las hipotecas son deducibles de impuestos, pero el arrendamiento no tiene ese régimen, por ello se empujará una iniciativa para hacer cambios fiscales que incentiven la formalidad, resaltó.