Partidos minoritarios jugarán papel relevante en elecciones británicas

A una semana de las elecciones generales del 7 de mayo en Reino Unido, académicos británicos coincidieron que serán las más inciertas de los últimos años y podrían pasar varias semanas antes de saber quién será el próximo primer ministro.

Al analizar los posibles resultados de los próximos comicios, el director del Departamento de Gobierno de la universidad London School of Economics (LSE), Simon Hix, señaló que "no hay una regla formal en que el partido mayoritario o el que está gobernando tenga preferencia para formar gobierno".

Según la encuesta de IPSOS/MORI publicada este jueves, el gobernante Partido Conservador se encuentra al frente (35 por ciento), seguido del opositor Laborista (30 por ciento), en tercer lugar el Partido antieuropeo UKIP (10 por ciento) y en cuarto los Liberales-Demócratas (8.0 por ciento).

Hix explicó que hay tres posibles escenarios en el que el partido del primer ministro, David Cameron, obtiene el mayor número de votos, pero no el mayor número de asientos para conformar un gobierno con 323 diputados.

El experto en política afirmó que el segundo escenario es que el opositor Laborista, encabezado por Ed Miliband, obtiene el mayor número de asientos, pero no los 323 que se requieren para formar gobierno.

El tercer pronóstico es que los laboristas obtienen el mayor número de diputados en el parlamento de Westminster y consiguen los 323 escaños junto con el Partido Nacional Escocés (SNP, por sus siglas en inglés).

Si los partidos mayoritarios no logran conformar un gobierno existen posibilidades de convocar a nuevas elecciones.

Las posibilidades "son razonablemente altas" en caso de que se forme un gobierno inestable, pero de hecho ni los conservadores ni los laboristas quieren otra elección, aseguró Hix.

Al reunirse con la prensa extranjera, el académico explicó que los institutos políticos han gastado enormes cantidades de dinero en esta elección.

"Les cuesta trabajo recaudar fondos, y saben que los votantes no los quieren, así que otra elección representaría un declive de votos para ambos partidos", explicó.

Las encuestas de intención del voto arrojan que ninguno de los dos principales partidos, Conservador y Laborista, conseguirán los 323 asientos en el parlamento de Westminster y tendrán que recurrir a los colectivos minoritarios.

La profesora de LSE, Kate Jenkins, declaró que por primera vez no se obtendrá la mayoría de ninguno de los dos partidos mayoritarios y los partidos minoritarios tendrán un papel significativo.

Jenkins coincidió: "vamos a tener un resultado muy cerrado la noche del 7 de mayo" con un panorama más claro el 8 de mayo.