"Ciudad del juego" brilla y asombra a visitantes por las noches

La ciudad de Las Vegas, insomne, con su brillo nocturno, está lista para recibir a miles de aficionados que se darán cita para la pelea del estadunidense Floyd Mayweather y el filipino Manny Pacquiao.

Mientras miles de personas están a la espera de un golpe de suerte en los poco iluminados casinos, o simplemente pasan un rato, "la ciudad del juego" brilla de noche, se ilumina y ofrece una agradable vista para quienes caminan.

Andar sobre Las Vegas Strip, la calle más famosa de la ciudad, proporciona un sinfín de posibilidades de turistear, de asombrarse a sus construcciones y disfrutar algunas atracciones que brinda cada hotel.

Una de ellas son las fuentes danzantes del hotel Bellagio, chorros de agua que al ritmo de opera o música clásica van, vienen, suben y bajan, ante la atenta mirada de cientos de personas que las pueden disfrutar cada media hora.

Más adelante, rumbo al norte, está el hotel The Mirage, que ofrece otra atracción gratuita con la erupción de un volcán, luces, música y fuego en medio de un lago artificial, que obliga a que la mayoría grabe o tome fotos con su celular para guardar el recuerdo.

En el cruce entre dos avenidas no hay semáforos, la gente está obligada a subir y bajar puentes para seguir su recorrido, mientras algunos anfitriones venden cerveza a turistas que así lo deseen, para hacer más ameno su recorrido.

Durante la caminata hay decenas de personajes dispuestos a tomarse una fotografía a cambio de algunos dólares. Uno se puede encontrar a Homero Simpson con cerveza en mano, algunos "minions", al transformer "Bumblebee" y superhéroes.

Los centros comerciales o tiendas de marcas prestigiadas son otra posibilidad, ya sea para gastar muchos billetes verdes o simplemente para ver; en otros puntos, algunos caricaturistas, músicos, bailarines y demás artistas se lucen sobre Las Vegas Strip.

Así, una caminata nocturna ofrece una opción para quienes visiten Las Vegas, ciudad que podría recibir cerca de 300 mil personas este fin de semana, cuando Mayweather y Pacquiao se midan en la llamada "pelea del siglo".