Exponen facetas, personajes y momentos del Centro Histórico en La Casa

Un recorrido por las distintas facetas, momentos y personajes del Centro Histórico de la Ciudad de México es lo que ofrecen los fotógrafos Manuel Márquez y Marcelo Prieto en la exhibición "Lugar común", que fue inaugura anoche en La Casa del Cine.

En entrevista con Notimex, Manuel H. Márquez explicó que su trabajo "Ventana Sur", hecho desde el mes de septiembre, surgió a partir de su llegada a un departamento ubicado en algún lugar del centro de la capital y al darse cuenta que a diario transitan por allí miles de personas y se presentan diversas situaciones.

Captadas en la esquina de algún lugar del primer cuadro de la capital, los videos y las siete impresiones que presenta exponen la convergencia entre disciplinas como la literatura y el cine, a través de una mini narrativa "sobre gente que no conozco pero que coincidimos en tiempo y espacio".

Y es que están inspirados en el cuento "Auggie Wren's Christmas Story" y en la película "Smoke", ambos escritos por Paul Auster, en los que "Auggie" le muestra a "Paul Benjamin" su proyecto de fotos, tomadas desde la esquina de la calle Court en Brooklyn, diariamente, a las siete de la mañana en punto.

Bajo este tenor, puntualizó que se trata de "un trabajo muy aislado o distante, incluso hasta voyerista porque toda fotografía tiene un elemento de que le estás robando el alma a las personas literalmente, a veces con su consentimiento o sin él".

Al hablar sobre su percepción sobre el Centro Histórico, dijo que lo mira como un espectro visual y de experiencias muy amplias, te puede tocar ver lo mismo a gente común que a Barack Obama o Carlos Slim.

Por su parte, Marcelo Prieto Moffat presenta su proyecto "Combatir la nada", que muestra una serie de 12 retratos de personas desconocidas que tienen mucho más en común que sólo haber estado en el momento preciso en alguna de las calles del Centro Histórico.

Al respecto, indicó que le interesa trabajar con la técnica del retrato porque tiene que ver con la adrenalina, toda vez que "el acercarte a la gente que te llame, por así decirlo, la atención, es una cosa medio misteriosa y aunque no tiene una razón antropológica, sí hay algo que comparten estos personajes".

Prieto Moffat, quien trabaja en análogo, detalló que tras el proceso descubrió que la gente que decidió retratar es visualmente poderosa, muy segura de sí misma y me recordaron mi adolescencia.