Mueren 18 turistas rumanos en un accidente en Montenegro

Al menos 18 rumanos murieron y otras 28 resultaron heridas cuando un autobús se estrelló en el centro de Montenegro en uno de los peores accidentes de tráfico que se hayan registrado en la pequeña república de la antigua Yugoslavia.

La cifra inicial era de 16 personas pero la cifra se elevó a 18, luego que dos personas sucumbieron a las heridas la noche de este domingo en un hospital de la capital, Podgorica, reportó este lunes la policía.

Otros 28 pasajeros que viajaban en el autobús, que transportaba a turistas rumanos de edad avanzada, resultaron heridos, y varios se encuentran en estado crítico.

Todos los 46 pasajeros a bordo de unidad fueron sacados de un barranco de 50 metros de profundidad, cerca del río Moraca.

El accidente ocurrio cuando el autobús se salió de la carretera en un barranco en una región montañosa a unos 30 kilómetros de Podgorica. Las identidades de las víctimas aún no han sido reveladas.

La carretera de montaña hacia el norte de Montenegro y su parte de la costa en el mar Adriático, ha sido escenario de frecuentes caídas. En esta ocasión antes se reportó una intensa llovizna que empeoró el estado de la vía.

La zona es conocida como peligrosa para los conductores, especialmente durante la temporada turística, ya que la carretera es estrecha, y los accidentes con frecuencia suceden a causa de una conducción temeraria.

El ministro del Interior de Montenegro, Rasko Konjevic, describió el incidente como "un accidente muy grave", y confirmó que varias personas estaban "en condición crítica", reportó el portal de noticias Rumania-Insider.com.

La mayoría de las personas en el autobús eran jubilados que habían dejado Rumania el sábado para realizar un viaje por Montenegro y Croacia, informó la prensa rumana.

Las 46 personas estaban en una gira organizada por la revista Travel Maree, y por el operador de autobuses Gregory Tour. Dos pilotos y una guía también se encontraban entre las víctimas. Un menor de edad que se encontraba cerca de camino resultó también con lesiones.

El gobierno de Rumanía envió al subsecretario de Estado Raed Arafat, fundador del Servicio de Atención Móvil de Urgencia de Reanimación y Rescate, en un avión militar, junto con dos funcionarios de Asuntos Exteriores, para evaluar la situación.