Policía de NY arresta a manifestantes contra brutalidad policial

La policía de Nueva York arrestó hoy a un número por determinar de personas que se congregaron en la céntrica plaza de Union Square, para exigir un alto a la brutalidad policial en contra de los afroamericanos en Estados Unidos.

Organizadas por la coalición Millions March (La marcha de millones), las protestas se solidarizaron con la exigencia de justicia ante la muerte del afroamericano Freddie Gray a manos de las policía de Baltimore.

De acuerdo con testigos, la policía arrestó a numerosos manifestantes bajo el argumento de que bloqueaban el paso en las calles aledañas a Union Square.

Hasta las ocho de la noche, las autoridades reservaron información sobre el número de manifestantes y de personas arrestadas.

La coalición Millions March expresó que la protesta fue para exigir "justicia social, económica y racial" y en solidaridad con la "resistencia" de los activistas de Baltimore.

"La gente de Baltimore ha tomado las calles día tras día en busca de justicia para Freddie Gray y para los afroamericanos en todo el país, pero ahora que la Guardia Nacional ha sido llamada y han declarado un toque de queda, debemos mostrar nuestra solidaridad", dijo.

El organismo advirtió que los medios de comunicación califican a los manifestantes de Baltimore de rijosos y saqueadores, por lo que es fácil olvidar que las autoridades locales agreden todos los días del año a las minorías de color de la ciudad.

Mientras tanto, medios de comunicación también reportaron arrestos en manifestaciones que se llevaron a cabo esta tarde en la capital, Washington DC, y en Baltimore, donde a partir de la 10 de la noche será impuesto nuevamente un toque de queda.

La marcha de hoy siguió a las protestas que desde 2014 se han registrado en Nueva York para exigir el fin de la brutalidad policial contra los afroamericanos, así como justicia en los casos en que mueren jóvenes negros desarmados a manos de policías blancos.

En los últimos meses, las muertes a manos de policías de Eric Garner en Nueva York; Michael Brown, en Misuri; y Freddie Gray, en Baltimore, han concitado el rechazo de amplios sectores del país.