Profepa asegura cuatro pericos y una boa constrictor en Jalisco

Al menos cuatro polluelos de perico atolero y una boa constrictor fueron decomisados por autoridades de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en los municipios de Tonalá y Guadalajara, Jalisco.

La dependencia informó que en el primer caso, las autoridades realizaron un recorrido por el tianguis Alamedas de Zalatitán, en el municipio de Tonalá, donde se encontró una caja abandonada en cuyo interior se encontraban los cuatro polluelos de perico atolero.

Los ejemplares de "Aratinga canicularis", que mostraban signos evidentes de estrés, fueron abandonados por el traficante luego de que éste huyera al percatarse de la presencia de la Profepa.

Mientras tanto, en otra acción, la Profepa aseguró una boa constrictor que fue detectada en un centro de entrega y recepción de una empresa de mensajería y paquetería en el municipio de Guadalajara.

El aseguramiento fue posible luego de que el mismo personal de la empresa de mensajería alertó sobre el hallazgo del reptil en una caja de cartón de aproximadamente 34 centímetros de largo por 29 de ancho y 23 de altura y cuya descripción señalaba "refacciones de bicicleta".

De inmediato, las autoridades se presentaron en el lugar para constatar la presencia del reptil cuyo destino era Saltillo, Coahuila y que carecía de documentación que acreditara su legal procedencia, por lo que fue asegurada.

Los cinco ejemplares de vida silvestre fueron canalizados de manera inmediata al Centro para la Conservación e Investigación de la Vida Silvestre (CIVS) de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), para su valoración y rehabilitación.

La especie "Aratinga canicularis" se encuentra enlistada en la NOM-059-SEMARNAT-2010, en la categoría de Sujeta a protección especial (Pr) y la especie boa constrictor se encuentra enlistada bajo la categoría de amenazada (A).