"Conversaciones musicales" de la Fonoteca del INAH cumple dos años

El programa "Conversaciones musicales" en la Fonoteca del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), cumple dos años de mostrar los distintos géneros musicales que confluyen en la Ciudad de México.

El INAH refirió, en un comunicado, que la primera plática fue el 26 de abril del 2013 con el tema "El fandango: la fiesta de todos", y cada sesión es presentada por un estudioso o especialista que comenta acerca del género, alternando con las participaciones musicales.

El subdirector de la Fonoteca del INAH, Benjamín Muratalla, comentó que las personas influyen con sus costumbres musicales que varían desde el son huasteco, mariachi, valses, mambo, danzón hasta hard rock, blues, hip hop, rap, canto nuevo y rock rupestre.

Un ejemplo de esto, refirió, es la llegada del instrumento cilindro o más conocido en el país como organillo, que se dice es originario de Cuba pero fue en México donde se cultivó más haciendo creer que muchos danzones son originarios de aquí aunque en realidad no lo son.

Estas actividades se realizan el último viernes del mes, a las cuales asisten estudiantes de música, investigadores, aficionados al arte musical o etnomusicólogos y el público en general ya que es gratuita.

Las pláticas más apreciadas por el público fueron "Los grandes de la canción ranchera" con el género del mariachi, pero sobre todo la sesión de danzón, mambo y cha-cha-cha en el salón Los Ángeles.

Este año, el programa ha abordado los temas "Así canta El Bajío" y "Mi güerita: valses y otras danzas desconocidas del México de antaño".

En esa última sesión, el 24 de abril, se tocaron desde mazurcas, habaneras y valses, hasta danzas y contradanzas desconocidas del México de los siglos XIX y XX; se contó con la participación de Jorge Martín Valencia Rosas, Margarita Blanco Martínez, Citlalli Carrillo y Edgar Jaime Rueda Salas.