Danza árabe atrapa el gusto de los poblanos

La directora de la Escuela Profesional de Danza Árabe, Laaraisha, consideró que los bailes que presenta en restaurantes y auditorios han atrapado a los poblanos porque no son complejos y son apreciados porque atienden a un cuerpo.

"Quienes lo practican pueden decir algo a través del lenguaje de movimientos que fácilmente interpreta el público", expresó Laaraisha, nombre artístico que tiene la fundadora de la Escuela Profesional de Danza Árabe y quien así quiere que se le conozca.

En entrevista con Notimex con motivo del Día Internacional de la Danza, destacó que la danza árabe en Puebla ha ido creciendo desde hace unos 10 años, gracias a los espacios de formación que se tienen como es la creación de dicha escuela.

"Si bien nace de una forma tradicionalista de presentarse y festejar, hoy está la posibilidad de hacer danza escénica con los recursos de la técnica árabe, la cual no es compleja de entender o apreciar, porque habla de movimientos que atienden a un cuerpo con más presencia femenina y esta energía que se maneja dentro de la danza no es difícil", acotó.

Laaraisha reconoció que antes sólo se aprendía de manera familiar y las comunidades libanesas eran las encargadas de desarrollar estas danzas en espacios cerrados.

"Pero hoy en día con estos espacios que se tienen de expandirla y crearla en escena ha hecho que tenga más ambición en cuanto a su ejecución y presentación. A partir de ahí se comienza a generar la inquietud de la formación en dicha disciplina y ha tenido un impacto muy interesante", puntualizó.

Destacó que el nivel que se tiene en la ciudad de Puebla con respecto a la danza árabe es muy alto, pues la gente que trabaja en esta disciplina ha tenido otros accesos que antes no tenía.

"Ha crecido y no sólo se presenta en restaurantes dentro de la comunidad libanesa, si bien es una danza que atiende a eso, ya se desarrolla a nivel escénico, ese es un paso importante", resaltó.

La especialista enfatizó que hoy no sólo es gente que quiere reconectarse o reconocer sus raíces -los descendientes árabes-, ya que en la actualidad hay cada vez más gente que la práctica por hobby, de forma terapéutica y de manera profesional.

"Se ha descubierto que con la danza árabe los beneficios a nivel personal son impresionantes, en donde las personas tengan otra idea de lo que es su propio cuerpo, si bien es una danza en donde se entiende que todo tipo de cuerpo la puede ejecutar no secciona", acotó.

Subrayó que se requiere de entrenamiento y disciplina para poder presentarse en escena.

Laaraisha agregó que en el caso de las menores de edad las mamás llevan a sus hijas a la Escuela Profesional de Danza Árabe debido a que están cansadas del ballet, el cual reconoció que es la disciplina base de todo lo que se quiera hacer.

"La labor que tenemos de manera docente, las clases son muy lúdicas en donde las niñas no aprenden a moverse como una mujer adulta", puntualizó.

La especialista explicó que la danza árabe se caracteriza por esa parte sensual en el movimiento y las niñas no lo aprenden así, ya que les enseñan jugando y si ellas desarrollan cierta expresión es natural, no es inducida y eso lo hace más interesante.

El público puede observar que la danza árabe tiene esa carga de sensualidad, a veces erótica o exótica, pero no se busca eso, se entiende así porque se mueve la cadera y se activa una zona sexual, pero eso lo puede hacer cualquier persona que se dedique a mover cadera bailando salsa o polinesia.

La directora de la escuela mencionó que la misma producción que tiene dicha expresión artística es el vestuario de dos piezas, las cuales acompañan el movimiento curvo del cuerpo de una mujer y se puede tomar como algo más exótico, pero lo interesante es decir algo por medio del lenguaje de movimiento.