Feria de Tochimilco atrae por cruz de siglo XVIII y comida

La Feria del Señor del Calvario, un Cristo del siglo XVIII tallado en madera, es la principal celebración del municipio de Tochimilco, Puebla, del 1 al 5 de mayo próximo.

Con motivo de esta fiesta, la población invita a conocer la imagen que se resguarda en el ex Convento de Nuestra Señora de la Asunción, inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la Organización Mundial para la Educación y la Cultura (UNESCO).

Se trata de una de las imágenes más antigua, desde la época colonial, y de gran culto porque los fieles creen que protegió a Tochimilco de ser destruido en 1876.

Esta celebración tiene también relación con fechas prehispánicas, ya que los primeros días de mayo se realizaba la petición a la lluvias, y en el Santuario hay una foto haciendo referencia al milagro de la "lluvia".

El santuario está situado sobre un templo prehispánico y sus piedras fueron utilizadas para la construcción del templo. Allí también se puede observar un retablo sobre el muro con las escenas de las cuatro apariciones de la virgen de Guadalupe y pinturas con escenas de Judith.

Destaca un par de jaculatorias escritas en papel sobre tabla, dedicadas a la Virgen María, aprobadas en 1808, en tiempos del obispo Manuel González del Campillo.

La Fiesta del "Señor del Calvario" o también conocido como el "Señor de la lluvia", es de las más grandes en el municipio, donde cada año llegan miles de visitantes y peregrinos tanto de Puebla como del Estado de México, Tlaxcala, Morelos y Distrito Federal.

La fecha más importante es el 3 de Mayo, día lleno de colorido y armonía para cualquier habitante de Tochimilco. Durante estos días se llevan a cabo eventos deportivos, culturales y sociales en donde los visitantes podrá encontrar y disfrutar de la exquisita y variada gastronomía típica de Tochimilco.

Además, las familias reciben a los visitantes con exquisito mole poblano o de guajolote, tortillas hechas a mano y tamales de masa con hojas de aguacate.

Para esta celebración se espera la llegada de 20 mil visitantes aproximadamente, que dejaran una gran derrama económica superior.

En Tochimilco también se puede conocer sus cascadas, manantiales, monumentos históricos como la fuente del siglo XVI, única en su estilo en América Latina, así como el acueducto, ex Convento de Nuestra Señora de la Asunción, y sus procesadoras de miel o amaranto.