> "Millennials", una generación rebelde de grandes aspiraciones

"Millennials", una generación rebelde de grandes aspiraciones

La generación conocida como "Millennials" posee una gran aspiración a trabajar por su cuenta, tener un nivel económico alto y una gran participación innovadora, aunque 44 por ciento considera que votar es inútil.

Lo anterior lo revela el estudio más reciente que presentó este miércoles el Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México (UVM) titulado "Millennials ¿corbata o tatuajes? ¿oficina o homeoffice?: su trabajo ideal".

Al dar a conocer los datos obtenidos de esta encuesta aplicada a 613 jóvenes de entre 16 y 35 años del 5 al 12 de abril pasados, la directora del Centro de Opinión Pública, Mercedes Poiré Romero, destacó la gran iniciativa que tiene esta generación.

Reveló que de acuerdo con la opinión recopilada en este sector de la población, 92 por ciento de los jóvenes aspira al autoempleo y 91 por ciento quiere ser su propio jefe, debido a que muchos de ellos detestan el autoritarismo o las rutinas.

Por ello, 65 por ciento de los encuestados busca establecer su propio ritmo de trabajo y 72 por ciento tiende a moverse constantemente de empresa buscando ascender de puesto.

Los datos arrojan que 50 por ciento de estos jóvenes encuentra más atractivo ganar menos dinero a cambio de tener tiempo disponible, toda vez que una de sus características es que les gusta socializar mucho.

No obstante, el otro 50 por ciento no ve problema en sacrificar tiempo social a cambio de tener mejores ingresos, además de que 70 por ciento considera más atractivo un empleo que ofrezca desarrollo aunque implique un código de vestimenta.

En ese sentido, 90 por ciento los "millennials" no ven problema ni consideran un obstáculo trabajar con personas con tatuajes, aunque la mayoría no mostró interés en hacerse uno.

Los "millennials" manifiestan una gran apertura y disposición a la igualdad, al momento de trabajar o relacionarse a veces muestran patrones diferentes de acción, ya que 23 por ciento reconoció no sentirse cómoda trabajando con una persona que tuviera Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

Además, otro 30 por ciento reconoció que se sentiría poco cómodo si hace un trabajo o proyecto con una persona sorda o ciega y 20 por ciento dijo sentirse incómoda si recibiera órdenes de un homosexual.

A pesar de no tener problemas en cambiar de trabajo para buscar mejores ingresos y más desarrollo personal, 63 por ciento dijo preferir prestaciones a largo plazo con fondo y caja de ahorro, lo cual sólo podrían obtenerlo en un empleo fijo.

Por otra parte, esta generación resulta ser muy exigente y tener un alto grado de conciencia, de manera que 85 por ciento dijo que está dispuesta a reclamar hasta por un faltante de 85 centavos en un cambio o trasladarse a otra compañía telefónica en búsqueda de un mejor servicio.

Sin embargo, 44 por ciento de estos jóvenes considera que en la situación actual en la que se encuentra el país el voto resulta inútil, por lo que muestra apatía a participar ejerciendo este derecho.

Un factor destacable en esta encuesta es que a la mayoría de los "millennials" no les gustan las matemáticas, debido a que su instinto por incursionar en cosas nuevas les hace difícil someterse a reglas fijas marcadas y absolutas.

A pesar de ello, 58 por ciento expuso que aspira a casarse y tener hijos antes de los 40 años; 70 por ciento dijo que está en desacuerdo con la legalización de la mariguana y otro 70 por ciento manifestó su rechazo al aborto.

Al respecto, el director general de la UVM, Luis Durán Luján, expuso que con todos estos datos y otros más que pueden encontrarse en este estudio que será publicado en breve en el portal opinionpublicauvm.mx, los docentes buscan comprender mejor a esta generación para brindarles una mejor capacitación que incremente su potencial.

Al término de la presentación, reconoció el gran potencial innovador y emprendedor de esta generación, también conocida como "Y" o "Peter Pan", por su afán en tratar de posponer patrones de conducta que implican llegar a ser adulto.

Al respecto destacó que el reto para las universidades es orientar de manera adecuada a esta generación, a fin de ayudarlos a aterrizar toda esta iniciativa en proyectos concretos que les permitan construir un futuro más próspero.